Marcelo Valverde es una de las gratas sorpresas que dejó el campeonato nacional

 26 mayo, 2014

Una promesa de la natación nació hace 12 años, sin embargo hasta ayer se asomó... Marcelo Valverde comenzó, desde ya, a forjarse un sueño olímpico en el agua.

Con apenas una docena de años, este pequeño nadador se convirtió en una de las gratas sorpresas que dejó el Campeonato Nacional de Natación, que llegó a su fin ayer en la piscina María del Milagro París.

Estudiante en el día y nadador en las madrugadas, Valverde combina el deber con el placer, dejando muy claro que el que se propone ser exitoso lo puede lograr.

Inspirado por la figura de Michael Phelps e impulsado por el esfuerzo y amor de sus padres, este chico aprovecha lo poquito que tiene para sobresalir.

“Mi sueño creo que es el de cualquier nadador y es ir a una olimpiada”, asegura el tímido Valverde.

A este pequeño torpedo no le importó tener una licra más vieja que la de sus oponentes, ni tampoco no contar con los mejores lentes, a él le importó ser el más veloz, entendiendo con el tiempo que aunque la situación sea dura, la recompensa puede ser muy pero muy grande.

“A veces es difícil ver que él pide un traje que lo ayude a ser más rápido y uno no se lo puede dar, pero entiende la situación”, contó Édgar Valverde, padre del campeón.

Marcelo Valverde en competencia de dorso ayer en La Sabana. | JOSÉ RIVERA
Marcelo Valverde en competencia de dorso ayer en La Sabana. | JOSÉ RIVERA

Este vendedor de cebollas por las mañanas y entrenador de spinning por las noches encuentra en su pequeño atleta la satisfacción del sudor, del desvelo y de todo.

“Él pone solito el despertador para ir a entrenarse en las madrugadas... yo a veces aprendo más de él que él de mí”, dijo orgulloso.

Toda esa convicción y la precoz madurez es la que llevó a Valverde a conseguir ocho campeonatos nacionales de los 13 en los que compitió este fin de semana.

Él, junto con otras figuras emergentes fueron el punto alto de este torneo que crece con los años.

Helena Moreno, ganadora de seis campeonatos nacionales en las categorías de dorso y 200 metros libre, se unen a la selecta lista de las sorpresas del campeonato.

Así como también destacó el nuevo récord nacional que estableció José David Solís (2:41:13), del equipo Milenio en los 200 metros libre en la categoría de 11 a 12 años.

Un aspecto positivo fue la cifra de 470 nadadores que fueron parte del certamen; lo malo fue que ninguno de los aspirantes a participar en Centroamericanos y del Caribe lograron mejorar sus marcas.

Algo en lo que no existió sorpresa alguna fue en la cantidad de campeonatos logrados, pues Belén fue el máximo ganador de las justas con 49 títulos, seguido por Heredia (15) y Alajuela (10).