Andrey Amador culminará este domingo la mejor carrera de su vida, como cuarto lugar en la general del Giro de Italia

Por: Fanny Tayver Marín 30 mayo, 2015
Tener a toda su familia en Italia fue muy importante para Andrey Amador.
Tener a toda su familia en Italia fue muy importante para Andrey Amador.

La mamá de Andrey Amador, doña Raisa Bikkazakova, siente una felicidad enorme al ver que su hijo menor, terminará este domingo el Giro de Italia como el cuarto mejor hombre de la clasificación general individual.

"Él llegó a la edad de madurez ciclística y no ha dejado de progresar. Ese fue un gran paso", respondió doña Raisa, al consultársele qué fue lo que cambió, aparte de tener libertad en carrera, para que Andrey demostrara una vez más que los límites no existen.

Ella mejor que nadie sabe los sacrificios que ha hecho Andrey para estar en donde se encuentra y después de verlo competir en Juegos Nacionales, en Vueltas de la Juventud, en Vueltas a Costa Rica y en las tres Grandes Vueltas (Giro de Italia, Tour de Francia y Vuelta a España), afirma que aún no cae en cuenta de en qué momento su hijo de 28 años se convirtió en uno de los mejores corredores del mundo.

Doña Raisa chequea la clasificación general y ve a Andrey en ese honorable, meritorio, épico e histórico cuarto lugar de la tabla acumulada, a falta de apenas 178 kilómetros de terreno plano que servirán como paseo para el campeón, Alberto Contador (Tinkoff Saxo), para otros pedalistas que hicieron la carrera de su vida, como es el caso de Andrey Amador, y los demás ciclistas, porque terminar una Vuelta Grande, siempre es un honor para cualquiera.

"Estamos muy contentos... Todavía no hemos dimensionado ese logro, pero estar entre los cinco mejores en una de las Grandes Vueltas en WorldTour, es algo muy difícil de lograr", comentó doña Raisa Bikkazakova.

Y con lo fiebre que es para el ciclismo, ella misma analiza la evolución de su hijo.

"Ha madurado mucho... Lo vemos más calmado y muy claro en sus metas. También está en muy buena condición física. Había preparado muy bien las clásicas, pero la lesión en el codo le impidió demostrar su nivel", afirmó doña Raisa.

Además, Andrey ya tiene siete años de militar en el ciclismo profesional, así que la experiencia es algo que también pesa.

La etapa final de este Giro se correrá mañana a partir de las 4:30 a. m. (hora de Costa Rica), con 178 kilómetros entre Turín y Milán.