El pedalista está dispuesto a someterse a un control antidopaje

 21 diciembre, 2013

Liberia

Ludwing Johansen es el Comisario Antidopaje de UCI.
Ludwing Johansen es el Comisario Antidopaje de UCI.

El ciclista costarricense Luis Álvarez (Agricenter Coronado Hotel Los Lagos) asegura que el no tiene nada que temer y que está dispuesto a someterse a un control antidopaje en cualquier momento.

Sin embargo, ayer no se presentó al control al finalizar la cuarta etapa de la Vuelta Costa Rica. Según el Comisario Director de la Vuelta a Costa Rica, César Sánchez, su proceder equivale a un positivo por no presentación.

Empero, su función es informar lo que pasó a la Unión Ciclista Internacional (UCI).

Y es el ente rector del ciclismo en el planeta el que inicia el proceso en el que el corredor deberá presentar su descargo.

Desde su casa de habitación, Luis Álvarez manifestó que está tranquilo y afirma que todo se debe a una confusión.

Dice que ya había tomado la decisión de retirarse y que el encargado de su equipo le avisó que iba fuera del límite de tiempo de calificación.

“Al final no fue así, no estaba fuera de tiempo. Cuando ellos me hicieron esa comunicación (notificación para ir al control) les dije que valoraran el interés actual en hacerme la prueba porque estaba fuera de tiempo y había tomado la decisión de retirarme. Y les dije que me iba a subir al carro. Le dije a un señor mayor que yo me estaba desmayando”, expresó Luis Álvarez a radio Columbia.

Relató que el otro chaperón se fue después de su explicación.

“Es falso que yo no paré. Yo lo saludé y le di las razones. Yo me estaba bajando de la bicicleta, me costaba. Si dejaba de dar pedales me daban calambres”.

Añadió que en el congresillo se habló de que al ciclista que fuera llamado al control antidoping le podrían un brazalete y como a él no se lo dieron, le extrañó.

“Le di la bicicleta a mi esposa para que la subiera al carro porque yo estaba con la presión baja y pedí prestado el baño de una casa que estaba cerquita de la meta”.