San Antonio aprovechó la lesión de Lebron James para vencer 110-95 a Miami.

 5 junio, 2014
Manu Ginóbili (20) y Tim Duncan (21) volvieron a ser determinantes en el juego de los Spurs, quienes vencieron al Heat en el primer juego de la final de la NBA.
Manu Ginóbili (20) y Tim Duncan (21) volvieron a ser determinantes en el juego de los Spurs, quienes vencieron al Heat en el primer juego de la final de la NBA.

San Antonio, Texas

Los Spurs de San Antonio vencieron esta noche 110-95 al Heat de Miami en el primer juego de las finales de la NBA.

Tim Duncan anotó 21 puntos y capturó 10 rebotes y el equipo local lanzó una ofensiva feroz en las postrimerías del encuentro, aprovechando que LeBron James estaba acalambrado en el banquillo, ambos factores decisivos en el partido.

Lebron James tuvo que salir del campo asistido por el cuerpo médico de los Spurs, tras sentirse de una lesión.
Lebron James tuvo que salir del campo asistido por el cuerpo médico de los Spurs, tras sentirse de una lesión.

Además de los calambres que aquejaron al astro del Heat, hubo un hecho curioso. Una falla del aire acondicionado dentro de la arena de San Antonio derivó en que las temperaturas ascendieran a cerca de 32 grados celsius, lo que quizás incidió en que James se perdiera la recta decisiva del encuentro.

El argentino Manu Ginóbili anotó 16 puntos y repartió 11 asistencias, mientras que el francés Tony Parker añadió 19 unidades y 8 pases para enceste por los Spurs, que acertaron el 59% de sus disparos y mejoraron a una foja de 6-6 en el primer partido de las finales que han disputado.

Ginóbili jugó 32:10 minutos, en los que sumó también 5 rebotes y 3 faltas. El brasileño Tiago Splitter contabilizó 14 puntos, 4 rebotes y 1 falta en 23:15 minutos.

James totalizó 25 puntos, pero jugó apenas 33 minutos. Así Miami fue superado por 36-17 en el cuarto periodo.

El técnico del Heat, Erik Spoelstra, declaró en la rueda de prensa que la lesión de LeBron no es grave, pero no aclaró en que consistía