Kansas celebra después de que el año pasado perdieran el título 3-4 ante los Gigantes de San Francisco.

 1 noviembre, 2015

El bateador emergente Christian Colón pegó sencillo impulsador en la parte alta de la entrada 12 y el corredor Jarrod Dyson anotó la carrera de la ventaja de los Reales de Kansas City, que se impusieron por 7-2 a los Mets de Nueva York en el quinto partido de la Serie Mundial y se proclamaron nuevos campeones del Clásico de Otoño.

Los Reales, que remontaron una desventaja de 0-2 en la parte alta de la novena entrada para empatar a 2-2 la pizarra, e hicieron cinco carreras en la duodécima para ganar 4-1 la serie al mejor de siete, consiguieron el primer título desde 1985.

Kansas celebra después de que el año pasado perdieran 3-4 en la serie ante los Gigantes de San Francisco.

Después del sencillo de Colón llegó un doble impulsador del venezolano Alcides Escobar que llevó a su compañero a la registradora para el 4-2 y el jardinero Lorenzo Cain lo siguió con otro extra base que limpió las almohadillas para el definitivo 7-2.

Cain encabezó el bateo oportuno de los Reales al irse de 5-2 con tres carreras impulsadas y una anotación.

Los Reales en el duodécimo episodio pegaron cuatro imparables, incluidos dos dobles, y fabricaron cinco carreras.

Los campeones de la Liga Nacional que estuvieron a seis outs de quedar eliminados en la Serie de División ante los Astros de Houston, volvieron a completar otra remontada milagrosa, que se ha convertido en el símbolo del equipo durante toda la fase final.

La fórmula ganadora de los Reales volvió a ser una gran defensa, ataque agresivo y por sétima vez en la fase final volvieron de marcadores adversos de al menos dos carreras para conseguir la victoria.

El relevista Luche Hochevar (1-0), que trabajó dos entradas perfectas se quedó con el triunfo, mientras que la derrota fue también para el relevista Addison Reed (0-1) al que le hicieron cinco carreras que definió el nuevo título de los Reales.

El cerrador Wade Davis se encargó de sacar los tres últimos outs del partido con un imparable permitido y tres ponches.

Los abridores, el dominicano Edinson Vólquez, que volvió con los Reales tras asistir al funeral de su padre fallecido en su tierra natal, se fue sin decisión al trabajar seis entradas en las que espació dos imparables con dos carreras, una fue limpia, dio cinco bases por bolas y abanicó a cinco bateadores rivales.

El también derecho Matt Harvey no pudo llevar el triunfo a pesar que lanzó ocho entradas sin anotación, pero el manejador de los Mets, Terry Collins, decidió mantenerlo en el montículo y en el noveno no pudo sacar el primer out y dejó dos corredores en base que fueron los que al final anotaron las carreras del empate para los Reales.