Julio Álvarez y Raúl Sandoval, de Balto 1, perdieron ante los hermanos Villegas

Por: Manuel Herrera 4 febrero, 2013

Puntarenas. Al equipo Balto 1 se le complica el camino que lo llevaría a revalidar el título de campeón nacional de voleibol de playa.

La dupla, conformada por Julio Álvarez y Raúl Sandoval, trastabilló ayer sobre la arena de la playa de Puntarenas, en el marco de la segunda fecha del torneo.

Pese a que todo el ambiente en la Perla del Pacífico era de celebración (por motivo de los carnavales ), los actuales monarcas no tuvieron motivo para unirse a esa algarabía y salieron de la arena con el sinsabor de la derrota.

Pedregal, equipo de los hermanos Gilberto y Alexánder Villegas, le amargó la tarde a Balto 1, que recuperó a Julio Álvarez, quien por razones personales no pudo estar en la primera fecha del certamen.

Los hermanos Villegas alargaron el juego a un tercer set después de empatar en el segundo, en un caluroso partido que se caracterizó por ser parejo, explosivo y rápido. Los parciales fueron 21-18, 21-14 y 15-11.

Julio Álvarez, campeón defensor, manifestó que aunque no ganaron, el objetivo se cumplió. Lograron estar en la final de la fecha, posición a la que no pudieron acceder en la jornada pasada.

“Puntarenas es la fecha más difícil. No se logró ganar, pero venimos de atrás para adelante. Este año 2013 está difícil porque se formaron parejas muy buenas, se separaron jugadores experimentados y se unieron jugadores jóvenes”, declaró Álvarez.

Sobre la manera en que Pedregal moldeó su victoria, Alexánder Villegas –uno de sus integrantes– comentó que buscaron cansar a uno de los dos contrincantes.

“Pudimos controlar el bloqueo en la defensa y usamos una estrategia que siempre nos ha funcionado: agotar a un jugador. Raúl a lo último no estuvo físicamente bien y controlamos algunos errores que él cometió”, destacó Villegas.

En femenino. Las siempre favoritas Ingrid Morales y Natalia Alfaro –de Ferretería Brenes-Lanco– repitieron el triunfo y sumaron su segunda victoria al hilo en el torneo.

Esa dupla definió a dos sets (21-12 y 21-13) el cotejo contra Karen Coope y Marianela Alfaro, de Uniser, quienes aún no logran mostrar todo su potencial en la arena.

“Había mucha expectativa de cómo sería una final con Uniser y ya la vieron, fue un espectáculo muy bonito. El trabajo diario se ve reflejado en estos resultados”, declaró la ferretera Ingrid Morales.

La próxima fecha del torneo será el próximo 16 y 17 de febrero, en playa Bonita, Limón.