Novak Djokovic, con la misión de dejarse el número uno del orbe, es el gran favorito

Por: David Goldberg J. 9 noviembre, 2014
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Novak Djokovic , el número uno del mundo del tenis , tiene todo a su favor para acabar la presente temporada en esa ubicación. Sería la tercera vez en su carrera que cumple tal gesta.

A las puertas de la Final del Tour Mundial de Londres, el último certamen del calendario de la ATP; sin duda, el más pomposo y el de más nivel, Nole tiene una amplia ventaja en el ranquin sobre su más cercano escolta, Roger Federer (10.010 puntos sobre 8.700) . Además, acarrea el momentum de su coronación en el Masters 1000 de París.

Y por si fuera poco, la llave se le acomodó. Sus rivales del grupo A son el croata Marin Cilic, el checo Tomas Berdych y el suizo Stanislas Wawrinka, con quienes perdió cinco veces en 46 partidos.

“Estoy muy emocionado de estar ahí (en la arena O2). Porque es una de las sedes más espetaculares que tenemos en el tenis. Estoy deseando que ya llegue el día del debut”, expresó en una entrevista en el sitio oficial de la ATP.

Nole está consciente de sus posibilidades y no lo esconde.

“Dos títulos seguidos en Londres me dan la razón para creer que puedo hacer las cosas bien”, aseguró el tenista de 27 años, unas líneas después de asegurar que la superficie rápida y en interiores (justo como la del O2) se convirtió en su favorita.

¿Cómo no? Si tiene 27 victorias seguidas en esas condiciones (no cae desde octubre del 2012).

“Me siento muy cómodo jugando, devolviendo y sirviendo en ese tipo de canchas”, explicó el serbio, quien también ganó el torneo en 2008, cuando se jugaba en Shanghái, China.

Rival. Nadie duda que Djokovic sea el favorito; no obstante, la mitad de los que siguen el tenis (o quizás más), quieren que sea otro el que termine arriba: el popular Federer.

El helvético recientemente recibió el premio a la deportividad, el cual designan sus colegas, y el premio al jugador favorito, el cual eligen los aficionados.

Empero, nada de eso lo llevará a la cima del escalafón. Para ello deberá ganar el torneo invicto y que Djokovic ni siquiera se clasifique a las semifinales, algo que, en la teoría, parece imposible.

“Siempre creí que se iba a definir (el puesto de número uno del 2014) en Londres”, adujo Federer, que puede sumar algo más si gana la Copa Davis ante Francia, en la final que se jugará entre el 21 y 23 de noviembre.

El Reloj Suizo encabeza el complicado bloque B, en el que están el escocés Andy Murray, el japonés Kei Nishikori y el canadiense Milos Raonic.

La dinámica en las Finales del Tour Mundial consiste en que los ocho mejores sembrados de la temporada se dividen en grupos de cuatro. Ahí juegan todos contra todos. Luego, se clasifican a semifinales los dos mejores de cada bloque.