El chileno recibió un castigo de solo tres meses y el próximo mes regresa al asfalto

Por: Juan José Herrera Ch. 19 julio, 2013

La leve sanción recibida por el ciclista chileno Antonio Cabrera llena de ilusión al tico Román Villalobos, suspendido desde hace dos meses mientras es investigado por un resultado anómalo en una prueba antidopaje que se le practicó en marzo en Chile.

Cabrera, quien recibió un castigo de solo tres meses, fue precisamente quien le vendió al costarricense el producto que contenía Dephenyl-ostarine, una sustancia catalogada como ilegal por la Agencia Mundial Antidopaje y con la cual arrojó positivo.

Un control durante su pasantía con el equipo chileno Coopertires fue el que arrojó positivo para Villalobos. | ARCHIVO
Un control durante su pasantía con el equipo chileno Coopertires fue el que arrojó positivo para Villalobos. | ARCHIVO

“Primero, estoy muy contento por mi amigo y porque todo le salió bien; luego, también me ilusiona mucho el resultado, porque eso significa que por el lado de nosotros las cosas pueden salir igual o mejor”, aseveró Villalobos.

Desde que salió a la luz la noticia, el rutero tico defendió que nunca tuvo intención de doparse, sino que más bien pecó de ignorante pues el vitamínico que consumió no detallaba la presencia de la ostarine, un conocido esteroide en el mundo del ciclismo.

Más fuerte. Según detalla la prensa chilena , entre los puntos fuertes que llevaron al veredicto final en el caso de Cabrera estuvo su nulo historial en materia de dopaje y el rotulado del frasco que, como aseguró Villalobos, no dejaba clara la presencia del esteroide.

El costarricense comentó que en su caso la situación es la misma; además, tiene a su favor la declaración grabada del chileno donde acepta que fue él quien le facilitó la sustancia al rutero.

“En mi audiencia ante la Comisión Antidopaje yo les presenté todas estas pruebas y ahora además está este antecedente, por lo que yo esperaría un veredicto favorable”, explicó el tico, quien antes del 27 de julio conocerá el resultado final de su investigación.

El ciclista aclaró que aún con un castigo igual de leve que Cabrera o incluso menor, posiblemente se mantendrá un poco más alejado de los pedales pues reconoce que ahora debe lidiar con las consecuencias de la investigación.

“La imagen de uno se ha visto golpeada y emocionalmente tampoco ha sido fácil todo esto. De volver creo que para nadie es un secreto que me gustaría hacerlo con el Globo (JPS Giant) que ha sido mi casa desde siempre, pero sí me veo peleando una Vuelta a Costa Rica igual que el año pasado”, finalizó.

Villalobos es uno de seis ciclistas costarricense que fue notificado por la UCI en lo que va del año: Steven Villalobos y tres hombres del BCR-Pizza Hut (en la Vuelta) así como Enrique Artavia, este último sin ser suspendido oficialmente.

Etiquetado como: