Tras concluir La Ruta de los Conquistadores en la décima posición el triatleta agradeció a la gente, porque a pesar de tener más “derrotas y caídas que triunfos en su carrera deportiva”, siempre están con él.

Por: Juan Diego Villarreal 5 noviembre, 2016

Se le quebró el aro delantero de su bicicleta el primer día de competencia, se desmayó en la segunda largada y no ocultó que le dio temor el paso por los puentes del ferrocarril en la última fracción.

Leonardo Chacón, quien terminó en décimo lugar su primera participación en La Ruta de los Conquistadores, volvió a demostrar que no hay situación que le intimide o le haga abandonar.

Sus malas experiencias e infortunios, en el pasado, no han sido motivo para darse por vencido, por el contrario aseguró que lo hicieron ser más fuerte.

Y es que quién puede olvidar como Leo quedó fuera del triatlón de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, cuando una bolsa plástica se le incrustó en el aro trasero de su bicicleta y perdió tiempo y puntos importantes para lograr su pase a las justas asiáticas.

El atleta costarricense Leonardo Chacón en la tercera y última etapa de la Ruta de los Conquistadores.
El atleta costarricense Leonardo Chacón en la tercera y última etapa de la Ruta de los Conquistadores.

Quién podrá olvidar cuando en los Juegos Centroamericanos de Mayagüez, Puerto Rico en 2010, terminó en una piscina de hielo casi sin sentido, por el esfuerzo realizado.O bien, cómo, a pesar de una fuerte caída, en las olimpiadas de Londres 2012, se paró y concluyó el evento de triatlón raspado y sangrando, pero orgullo de haber concluído.

Leo nunca se da por vencido y su frase ya conocida: “podio o ambulancia” retrata al atleta que desea superarse a sí mismo y jamás da un paso atrás.

"Sinceramente no me gustaría quedarme con esos recuerdo, porque fueron momentos muy difíciles para mí, más bien prefiero quedarme con días como los de hoy, donde me sentí y me fue muy bien. Donde entré en una buena posición y no me pasó nada, donde pude rendir en el día", confesó el liberiano.

"Prefiero quedarme con los días felices y positivos y los que fueron negativos solo me queda levantarme con más ganas y que solo sean para rebotar un poco más alto y seguir adelante con mis objetivos".

Leonardo agradeció a la gente, porque a pesar de tener más “derrotas y caídas que triunfos en su carrera deportiva”, siempre están con él.

“La gente sabe que lo voy a intentar de nuevo. Esa la medalla de oro en vida que yo ya gané, voy cumpliendo no solo el objetivo de Leo Chacón, sino también de esas personas que a través mío se identifican de alguna u otra manera. Aquí todos los equipos me apoyaban, yo ya gané en mi vida y soy el atleta del pueblo, porque al cumplir este reto también los hago por todos ellos”, aseguró el triatleta.

En cuanto a finalizar La Ruta en el décimo lugar de la general, con un retraso de dos horas, 25 minutos y cuatro segundos del campeón Luis Mejía, el atleta del Banco Lafise aseguró sentirse orgulloso.

“Estoy demasiado contento. el objetivo era terminar este evento tan épico en Costa Rica, es durísimo. Pensé que está etapa tres no tenía nada especial, pero en esos puentes me moría del miedo, me dieron demasiado vértigo”, confesó Chacón.

“Pensé que era una etapa donde me podía ir bien, pero pude ir con los líderes hasta que llegué a los puentes. Lo importante es que al final cumplimos con el objetivo de terminar La Ruta de los Conquistadores, al igual que todos los otros competidores que vienen atrás luchando por llegar”.