El etíope Lelisa Desisa ganó la prueba en masculino por segunda ocasión en su carrera

Por: Fiorella Masís 20 abril, 2015

El atleta paraolímpico nacional Laurens Molina finalizó este lunes en el décimo puesto de la Maratón de Boston, una de las carreras de 42 kilómetros más emblemáticas del mundo.

Molina hizo un tiempo de 1 hora con 42 minutos y 42 segundos, mientras el suizo Hug Marcel ganó la categoría de silla de ruedas con un crono de 1:29:53.

"Fue una carrera dura y técnica pues con la lluvia la calle estaba muy mojada. Fui de menos a más, bajé con cuidado para luego poner fuerza en las cuestas y así en el kilómetro 30 pasar a 6 corredores y llegar en la décima posición, dejando atrás a grandes atletas de esta especialidad", dijo Molina en declaraciones suministradas por el Comité Olímpico Nacional.

Laurens Molina tras los 42 kilómetros de Boston.
Laurens Molina tras los 42 kilómetros de Boston.

Esta es la primera vez que el tico compite en esta maratón, que se celebra desde 1897, siendo la más antigua del mundo.

"Gracias a Dios pude cumplir una ilusión de poder correr una de las maratones más concurridas del mundo. Las sensaciones son muchas, estoy congelado pero feliz, el tiempo fue bueno para la relieve de subibajas, pero terminar es siempre un premio y más en la posición diez, ante 63 atletas en sillas" mencionó Laurens.

Molina regresará al país el martes a mediodía y el mismo miércoles viajará a Londres, donde competirá el domingo 26 en el Campeonato Mundial.

Etíope Desisa vuelve a ganar. Dos años después de ganar en Boston, en aquel momento marcado por la tragedia del atentado que dejó tres muertos y más de 260 heridos, el etíope Lelisa Desisa volvió a imponerse en la prueba.

Desisa se alzó con su segunda victoria en las últimas tres ediciones con un tiempo de dos horas, nueve minutos y 17 segundos.

Su compatriota Yemane Adhane Tsegay lo escoltó a 31 segundos y el keniano Wilson Chebet entró tercero a poco más de un minuto.

La keniana Caroline Rotich, por su parte, triunfó en la rama femenina en dos horas, 24 minutos y 55 segundos.

Rotich, quien había finalizado cuarta en el 2011, superó en la recta final a las etíopes Mare Dibaba y Buzunesh Deba y se impuso por cuatro segundos.