Molina paró su crono en una hora, 37 minutos y 21 segundos

Por: Fiorella Masís 19 marzo
Laurens Molina estuvo acompañado de su familia por primera vez y con ellos celebró el triunfo en Los Ángeles.
Laurens Molina estuvo acompañado de su familia por primera vez y con ellos celebró el triunfo en Los Ángeles.

El costarricense Laurens Molina ganó este domingo la Maratón de Los Ángeles, Estados Unidos, en la modalidad de silla de ruedas.

Molina paró su crono en una hora, 37 minutos y 21 segundos, superando la meta en primer lugar.

"Me siento demasiado feliz, son tantas sensaciones que hoy pasan por mi cabeza (...) Siempre soñé con un primer lugar en una carrera importante y hoy se me da", comentó el tico desde Los Ángeles.

Este triunfo es algo que el tico buscaba desde 1999, cuando corrió por primera vez esta competencia. En ese entonces finalizó en el puesto 44 y 18 años después logró celebrar en la meta.

"Ese día (en 1999) estaba feliz por haber culminado la competencia, luego vinieron más participaciones. En el 2000 terminé 23, en el 2001 de 12, 2014 fui octavo, segundo en el 2015 y tercero en 2016. Hoy gracias a Dios obtuve el esperado triunfo 18 años después" dijo Molina.

El sabor de la victoria fue doble para Laurens porque previo a la maratón tuvo que superar otras dificultades.

"Faltando 22 días tuve una infección en mi pierna, entonces tuve que parar los entrenamientos, pero la mirada y el pensamiento siempre estuvo fijo en esto. Vine fuerte físicamente y mentalmente. Ahora cumplo un sueño de joven", aseveró.

Laurens comentó que su arranque fue bueno y aprovechó una cuesta para sacar ventaja.

En los primeros 5km cronometró 10 minutos con 29 segundos, a los 10km 24:54 y a los 15 km 36:20.

"Conozco muy bien cada kilómetro de esta maratón y allí fue donde subí bien y a partir de ese momento despegué", comentó.

Una vez en punta de carrera, Molina seguía se mantuvo atento al reloj, para saber si sus pronósticos iban según lo planeado.

"Sabía que venía lo más duro, pasar los 30 kilómetros es algo que todo atleta quiere ver y medirse cómo van sus fuerzas y la verdad estaba entero, seguía braceando siempre mirando al frente y diciéndome que nadie me podría quitar el primer lugar" describió.

A falta de un kilómetro, en el que había una bajada, Laurens vio la meta a distancia y decidió cerrar a su máxima potencia.

"Pensé que alguien estaba cerrando conmigo, pero cuando entré a la meta y vi atrás, no había nadie. Era mi mente que quería ganar, que me puso rivales para que le diera duro y así lograr el gran sueño de mi vida, ganar la maratón de Los Ángeles", concluyó.

Traña quedó lejos. En la misma maratón la atleta Gabriela Traña vivió un día completamente opuesto a Molina.

La nacional buscaba la marca de 2:45:00 para clasificar al Mundial de Atletismo, en Londres, pero quedó muy lejos de ese tiempo.

Gabriela llegó a meta con un crono de 3:03:03, con lo que dice adiós a la posibilidad de correr en la cita mundial, el próximo mes de agosto.

Aunque ella todavía tendría opción de intentar el tiempo en otra competencia, meses atrás había reconocido que Los Ángeles era la mejor oportunidad.