Algunos esquiadores se pusieron nieve en sus trajes para enfriarse un poco

 10 febrero, 2014

Sochi, Rusia

Los esquiadores han tenido problemas por las altas temperatudas. En la imagen el ruso Aleksey Pavlenko durante su prueba de este lunes.
Los esquiadores han tenido problemas por las altas temperatudas. En la imagen el ruso Aleksey Pavlenko durante su prueba de este lunes.

Las temperaturas en el Mar Negro son tan altas que Sochi bien podría organizar unos Juegos Olímpicos de Verano.

Las temperaturas llegaron a los 16 grados centígrados (61 Farhenheit) el lunes en esta ciudad rusa que alberga los Juegos Olímpicos de Invierno.

Algunos esquiadores se pusieron nieve en sus trajes para enfriarse un poco. Los especialistas en saltos, por su parte, a menudo caían en charcos de agua ya que la nieve se estaba derritiendo.

“Trato de esconderme del sol porque siento como que me estoy quemando”, afirmó Chemmy Alcott, esquiadora británica que compitió en la súper combinada.

Y las temperaturas podrían subir más todavía hacia el fin de semana. Los organizadores dijeron que podría llegar a 17 C (63 F) el jueves.

Incluso en la cima del Krasnaya Polyana, donde tienen lugar las pruebas al aire libre, las temperaturas están por encima del punto de congelación.

“La nieve estaba bastante cálida y no me adapté bien”, sostuvo la esquiadora estadounidense Stacey Cook, quien se fue de largo en una banderilla en el slalom de la súper combinada.

En el Centro de Saltos de RusSki Gorki, los organizadores suspendieron los primeros tres saltos porque las altas temperaturas estaban derritiendo la nieve en las zonas de aterrizaje. La segunda sesión fue postergada cuando un competidor se cayó al tocar tierra, según los organizadores.

Al reanudarse la actividad, solo 38 de los 55 inscriptos hicieron saltos de práctica.

Se espera que las temperaturas de la zona de montaña sean de congelación nuevamente el martes, pero subirían otra vez el miércoles.

Los organizadores dicen que tienen almacenada una gran cantidad de nieve que usarán en caso de que continúen las temperaturas cálidas.