Las ganadoras del Torneo de Apertura se dejaron el encuentro luego de cinco sets

 18 diciembre, 2013

La jugadora de Santa Bárbara, Marianela Alfaro, rescata un punto en el primer juego de la final del campeonato nacional de voleibol. | RAFAEL MURILLO
La jugadora de Santa Bárbara, Marianela Alfaro, rescata un punto en el primer juego de la final del campeonato nacional de voleibol. | RAFAEL MURILLO

El cuadro de la UNED hizo respetar su casa, luego de un triunfo ajustado contra Santa Bárbara, que significó el primer partido de la final del Campeonato Nacional de voleibol femenino.

Las académicas, que ganaron el Torneo Apertura, se dejaron el primer juego de una serie de tres partidos máximos hacia el título absoluto, ante las florenses, que el sábado obtuvieron el cetro del Clausura.

El duelo arrancó a las 7:30 p. m. en el Gimnasio de la UNED en Barrio Dent, con una asistencia de al menos 100 personas, que coreaban cánticos para ambos sextetos.

El primer set mostró dos caras muy similares, ambas con hambre de triunfo, pero las visitantes evidenciaron una pizca más de garra y se lo embolsaron (25-20).

Sin embargo, la primera manga hizo despertar a las locales y emparejaron en el set siguiente.

El arma secreta de las barbareñas se encontraba en Marianela Alfaro, una lateral que, a pesar de su corta estatura, fue la francotiradora florense y fulminó incontables veces a las académicas con remates en forma de látigo.

Pero en el patio de enfrente se encontraba la colocadora María Fernanda Araya, quien distribuyó de forma impecable en el transcurso de la final y mantuvo a flote al barco universitario, que soportó la mayoría de los ataques rivales.

Las virtudes de las barbareñas, que se resaltaban por todo el planché, dieron frutos en la tercera manga, cuando cayeron las universitarias por 10 puntos de diferencia. No obstante, nuevamente se repitió la historia y UNED igualó.

Solo un quinto y último set de infarto separaría a las aspirantes, ambas lucieron dignas de ser llamadas ganadoras. De ahí en adelante, cada punto fue celebrado como una coronación aparte.

Finalmente, los tableros decían 15 a 13 a favor de la UNED, y las ganadoras irrumpieron en un salto conjunto de alegría.

“Después del tercer set tan malo, pensé que se nos iba a ir, pero las muchachas lograron reaccionar de la mejor forma”, contó Álvaro Fonseca, entrenador universitario.

El segundo encuentro de la final, que podría ser el último –si gana la UNED- será mañana a las 7:30 p. m., en el gimnasio del Liceo de Santa Bárbara de Heredia.

Si las barbareñas ganan en ese partido se requeriría de un tercer enfrentamiento el sábado, cuya sede dependería del resultado de los dos primeros duelos.