El mes entrante le entregarán la carta en el que se ordena la celebración del duelo

Por: Arnoldo Rivera J. 14 septiembre, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 3

La Asociación Mundial de Boxeo (AMB) ordenará que se realice la pelea entre Bryan Tiquito Vásquez y Takashi Uchiyama, que dará al campeón mundial absoluto de la entidad en el peso superpluma (130 libras), aseguró Mario Vega, manejador del púgil.

“A nosotros nos van a entregar una ‘carta mandatoria’ el mes entrante, durante la convención anual de la AMB”, explicó Vega.

Ese encuentro mundial tendrá lugar en Jakarta, Indonesia, del 28 de octubre al 3 de noviembre.

“Sin embargo, desde ahora, como es una pelea ‘mandatoria’, ninguno de los dos puede pelear contra otro rival; solo pueden hacerlo entre ellos”, agregó Vega.

En la jerga del boxeo, mandatoria se refiere a obligatoria. Es un calco de la palabra inglesa mandatory.

La pelea servirá para dirimir al monarca absoluto de los superplumas en la AMB, ya que Vásquez es campeón interino y Uchiyama lo es en propiedad.

Vega apuntó un detalle de esta pelea por su carácter de obligatoria: debe ser subastada.

¿Quién da más? “Por ser ‘mandatoria’, debe hacerse de ese modo. Eso casi asegura que será en Japón, organizada por Akihiko Honda de Teiken Promotions ”, apuntó Vega.

Honda, añadió el manager, es el promotor más importante de Asia. “Está al nivel de Top Rank, de Golden Boy Promotions.

La velada sería, casi con seguridad, en diciembre.

“Iba a ser en noviembre, pero como en su última pelea lo cortaron, pues le dieron chance”, comentó Vega.

El pegador tico, por su parte, ya inició su preparación de cara a ese combate, recuperado de la lesión sufrida en su mano derecha.

Tiquito empezó a guantear desde el miércoles pasado.

“Lo hice ayer (anteayer) con la mano superprotegida. Ando todo arratonado, todo adolorido porque le estoy dando fuerte”, comentó el invicto boxeador tico.

Esa lesión es una secuela de una fractura sufrida en noviembre del año pasado, cuando venció por decisión a Santos el Toro Benavides, en el duelo en el que se alzó con su fajín interino.

La dolencia se le agudizó luego de su victoria, en julio pasado, en Tijuana, México, ante el mexicano Jorge Lacierva, por nocaut técnico en nueve rounds

Vásquez, quien está recién casado con Hanna Gabriel, campeona mundial de las 154 libras (superwelter) de la OMB, se vio obligado andar con la mano enyesada. “Ya tengo ganas de pelear”.