Por: Juan José Herrera Ch. 1 marzo, 2014

Parrita. Aunque hace un año fue el circuito en Pavas el que definió la campeona de la Vuelta Femenina a Costa Rica, el perfil y nivel de esta edición deja pocas dudas sobre que será la montaña de hoy la que ponga sentencia al giro.

La estadounidense Shelly Olds ganó la etapa de ayer. | PABLO MONTIEL
La estadounidense Shelly Olds ganó la etapa de ayer. | PABLO MONTIEL

El recorrido entre Heredia y Grecia, el más duro de este año y, por lo tanto, señalado por el pelotón como la fracción clave de toda la Vuelta, será la última oportunidad para que los demás equipos interesados en el podio amenacen el liderato de Olga Zabelinskaya y su sólido Rusvelo.

“La etapa del domingo no es tan dura, es un día más de correr y nadie gana hasta el último día, pero yo creo que mañana ya la carrera debería quedar lista y el domingo lo que deberían pelearse son otros lugares. La que gane mañana, si el domingo está bien, no debería tener mayores problemas”, aseguró la tica Edith Guillén.

Con tres puertos de montaña en disputa en los casi 85 kilómetros de recorrido que supondrá la llegada y retorno desde San Ramón, hay pocas dudas de que los ataques estarán a la orden del día, especialmente, con el asedio de los equipos italianos inmiscuidos en esa cerrada lucha por ganar.

Confianza. Tras una fracción que no significó mayor amenaza para la camiseta líder, Zabelinskaya aseguró llegar tranquila a ese día clave en su defensa, pues lo visto por su equipo le inspira confianza.

“Hoy, hicimos un buen trabajo y la idea es mantenernos así. La ventaja que tengo en la general es considerable pero no hay duda que no podemos confiarnos tampoco”, aseveró la rusa tras la fracción.

La etapa reina de esta Vuelta partirá hoy desde la Municipalidad de Heredia a las 9 a. m.