Stanislas Wawrinka ganó el primer partido y puso en ventaja a Suiza en suelo galo

 22 noviembre, 2014

Lille, Francia. AP Aunque se recuperó a tiempo de una lesión de espalda, Roger Federer lució mermado ayer y cayó en tres sets ante Gael Monfils para que Francia empatara 1-1 ante Suiza en la final de la Copa Davis .

Monfils se impuso 6-1, 6-4, 6-3 y consiguió su primer triunfo sobre Federer en canchas de arcilla. El astro suizo, campeón de 17 torneos de Grand Slam, jugó a pesar de arrastrar las secuelas de una lesión de espalda que lo obligó a retirarse de la final de la Copa Masters el domingo.

Federer apenas realizó dos entrenamientos breves esta semana y lució fuera de ritmo ante Monfils, quien sumó 44 winners y 10 aces . El suizo, que busca el único título importante que falta en su carrera, perdió su saque en cinco ocasiones y no aprovechó dos puntos de quiebre que tuvo.

Sin embargo, Federer dijo que el cambio de canchas duras a superficie de arcilla, y la falta de práctica, fueron los principales motivos del revés, no la espalda.

“Sin duda que me pasó factura no haber peloteado, ni haber jugado ni haberme movido en esos cinco días, y Gael jugó bien”, comentó. “No fue una situación en la que no pudiese jugar. Fue un buen partido, al final él jugó mejor. Federer cree que necesita más tiempo en cancha y dijo que está listo para los dobles de hoy.

Gael Monfils celebra un punto en el partido que le ganó ayer a Roger Federer, en la primera victoria que consigue el jugador francés sobre el suizo en una cancha de arcilla. | AP
Gael Monfils celebra un punto en el partido que le ganó ayer a Roger Federer, en la primera victoria que consigue el jugador francés sobre el suizo en una cancha de arcilla. | AP

“Estaría listo para hacerlo, si es la mejor alternativa”, indicó el astro de 33 años.

“Como he dicho antes, espero que las cosas salgan mejor el fin de semana. Terminé el partido sin dolor, que también es bueno. No fue un partido a cinco sets que me dejó exhausto”.

Su desempeño fue muy distinto al que exhibió la semana pasada en Londres, donde despachó a sus oponentes sin muchas dificultades hasta que se lastimó la espalda en el triunfo en semifinales sobre Stan Wawrinka, su compañero en el equipo de Davis.

Monfils sentenció su duelo en menos de dos horas con un revés pegado a la línea, vengando la derrota que sufrió ante Federer en los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos en setiembre. En esa ocasión, el francés desperdició una ventaja de dos sets y dos match points .

Antes, Wawrinka abrió la serie con un triunfo 6-1, 3-6, 6-3, 6-2 ante Jo-Wilfried Tsonga.