Martín Artavia, organizador de la prueba, asegura que la razón principal para no solicitar el visto bueno es el desorden de la Fecoa y el poco respaldo que da durante la prueba

Por: Fiorella Masís 1 febrero
Más de 5.000 corredores se dieron cita en Cartago para disputar la edición número 35 de La Candelaria.
Más de 5.000 corredores se dieron cita en Cartago para disputar la edición número 35 de La Candelaria.

La Candelaria, carrera que se realiza de Cartago a Paraíso, no tendrá el aval de la Federación Costarricense de Atletismo por primera vez desde su existencia.

La edición número 36 de esta competencia se correrá el domingo 12 de febrero, pero la organización decidió no solicitar el consentimiento de la Fecoa, que no es requisito para llevar a cabo un evento de este tipo.

Martín Artavia, organizador de la prueba, asegura que la razón principal para no solicitar el visto bueno es el desorden de la Fecoa y el poco respaldo que da durante la prueba

"El año pasado estaba avalada y no nos ayudaron con el tránsito. La Federación, en realidad, no nos está ayudando en nada", afirmó Artavia a La Nación.

Para él, los permisos y el visto bueno de la Fecoa deberían ir de la mano para que exista más orden y apoyo por parte del máximo rector del atletismo en el país.

"No hay orden. La Federación debería ser como el padre de familia de nosotros, darnos directrices, por dónde sí o por dónde no, pero no hay nada de nada", agregó.

Artavia garantizó que La Candelaria tendrá ambulancias, oficiales de tránsito, seguridad privada, además de los permisos de salud y municipalidades, así como las pólizas del Instituto Nacional de Seguros (INS).

"Si hay que pagar se paga, pero que a cambio de eso tengamos algo, el 10% (porcentaje que deben dar a la Fecoa las carreras avaladas) se da y listo, ni en trámites ayudan. No tengo nada en contra de la Federación y me duele esto, pero al parecer hay reglamentos que no sé quién los irá a arreglar", indicó.

En la Fecoa confirmaron que La Candelaria se hará sin el aval, por lo que no pueden garantizar que se cumplan las condiciones ofrecidas a los atletas.

"Los participantes correrán bajo su propio riesgo porque la Fecoa no puede verificar nada", comentó Gustavo Álvarez, vicepresidente de la Fecoa.

En cuanto al destino del 10% del dinero que recibe la Federación, Álvarez indicó que en varias oportunidades se ha aclarado que ese porcentaje se invierte en selecciones nacionales.

"Se usa para que las delegaciones vayan a campeonatos internacionales y fogueos. Con eso también se pueden hacer los campeonatos nacionales".

Álvarez también aclaró que la Fecoa envía comisarios para verificar que las carreras cumplan con todo.

Etiquetado como: