Su máxima conquista fue ser el mejor deportista tico en Beijing 2008

Por: Fanny Tayver Marín 7 abril, 2015

Kristopher Moitland perdió la cuenta de cuántas medallas colecciona. Ayer culminó un ciclo como atleta de 14 años. | CARLOS BORBÓN / ARCHIVO
Kristopher Moitland perdió la cuenta de cuántas medallas colecciona. Ayer culminó un ciclo como atleta de 14 años. | CARLOS BORBÓN / ARCHIVO

Kristopher Moitland no volverá a competir más.

La decisión la tomó desde que se lesionó en la final del taekwondo de +80 kilos en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, en noviembre pasado, cuando se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, pero hasta ahora lo hizo público.

El peso completo había valorado terminar su carrera deportiva en medio del trance amargo que vivió por no clasificar a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, tras haber dicho presente en Atenas 2004 y Beijing 2008.

Pero a la vez, Kristopher Moitland sentía el compromiso y la obligación de representar al país en los Juegos Centroamericanos San José 2013.

Eso lo hizo intentarlo de nuevo, pero condicionado a que en el momento en el que se viera interrumpido su ciclo olímpico actual, se retiraría.

La lesión que tuvo en Veracruz automáticamente lo dejaba fuera de los Panamericanos de Toronto -del 10 al 26 de julio- y por ende, se cerraba su capítulo como atleta.

“Es una decisión difícil, no me alegra, pero tampoco tengo nostalgia. Ya se había valorado y se pone en práctica. Ahora voy a seguir en el taekwondo, pero como parte de la Selección Nacional, para formar nuevos valores”, manifestó Kristopher Moitland.

Al ser el referente de esta disciplina, fue el modelo a seguir de Heiner Oviedo y Katherine Alvarado, pero Moitland quiere que ese liderazgo siga vigente.

“Ellos ya están hechos. Yo pretendo trabajar en la formación de otros taekwondistas pensando a futuro, como para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, porque hay mucho talento”, citó.

La ventaja de Moitland es que durante 14 años fue atleta y comprende mejor que nadie las necesidades de los deportistas.

“Quiero que haya más taekwondistas colgándose medallas y que lleguen a superar lo que yo logré durante este tiempo”.

Kristopher Moitland asistió a todos los eventos de corte mundial y eso lo llena de satisfacción.

“Solo no fui a una Copa del Mundo que es una invitación por equipos y evidentemente no iba a lograr estar ahí”, recordó.

Al consultársele sobre su mayor tesoro como atleta, él sonríe, pues se le dificulta la respuesta.

“Los dos Juegos Olímpicos a los que fui fueron mi mejor hazaña lograda. Me voy con la satisfacción de ser dos veces olímpico, tener una medalla de oro a nivel Panamericano en esta disciplina, que nadie más en el país lo ha logrado todavía y espero que pronto haya un nuevo campeón de América”, reseñó Moitland.

De hecho, él fue el mejor atleta de Costa Rica en Beijing 2008.

“Fue un sétimo lugar a nivel olímpico, son pocos los que tienen un diploma olímpico, porque a los primeros ocho nos dan uno y ahí está, es algo bonito”, citó.

Etiquetado como: