19 noviembre, 2014

Veracruz. Kristopher Moitland le deparó ayer a Costa Rica la primera medalla de plata de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz 2014.

De paso, el taekwondista de la categoría +87 kilogramos hizo historia al empatar al mexicano Víctor Estrada, el máximo medallista de este deporte en estas justas regionales.

El azteca, ya retirado, sumó cuatro preseas (dos oros, una plata y un bronce), mientras que el tico tiene dos de plata (Mayagüez 2010 y Veracruz 2014) y dos de bronce (San Salvador 2002 y Cartagena 2006).

“La verdad eso me llena de orgullo porque han sido muchos años de carrera deportiva y más que estos son mis últimos Juegos Centroamericanos y del Caribe. Venía por una medalla y por dicha me la llevo, aunque uno siempre quiere el oro”, indicó.

El taekwondista tico Kristopher Moitland, lesionado en la final ante el cubano Robelis Despaigne (der.), tuvo que ser llevado al podio por dos colegas (no identificados) para recibir su presea de plata. | MELISSA FERNÁNDEZ
El taekwondista tico Kristopher Moitland, lesionado en la final ante el cubano Robelis Despaigne (der.), tuvo que ser llevado al podio por dos colegas (no identificados) para recibir su presea de plata. | MELISSA FERNÁNDEZ

Lesión. Sin embargo, la buena noticia la empañó la lesión que hizo que el combate de la final acabara cuando restaban 36 segundos del segundo round (son tres) y con un marcador de 12-1, a favor del cubano Robelis Despaigne.

Anoche, al cierre de edición, se le iba a practicar una resonancia magnética para confirmar la cruda sospecha del médico del Comité Olímpico Nacional (CON), Gustavo Castillo: una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda.

“No sé que pasó, lo que sí tengo claro es que nunca había sentido algo así”, aseguró Moitland.

En cuartos de final, el nacional venció 6-5 al jamaiquino Jason Grant y en semifinales derrotó 5-1 al dominicano Víctor Feliz.

Otro bronce. La otra buena noticia de la jornada la dio Amanda Sánchez, de la categoría -57 kilogramos, quien ganó el cuarto bronce tico en Veracruz.

“Estoy muy feliz con mi medalla, pero no conforme. Me voy con la seguridad de que di el cien por ciento y que no me faltó nada, puedo dormir muy tranquila. Dejé en alto a Costa Rica, esa era mi meta”, dio la taekwondista, de tan solo 19 años.