Después de 43 años el cantón estrena este jueves su primer estadio de béisbol.

Por: José Luis Rodríguez C. 7 julio, 2015
Upala estrenará un diamante con medidas reglamentarias después de 43 años de producir cientos de beisbolistas.
Upala estrenará un diamante con medidas reglamentarias después de 43 años de producir cientos de beisbolistas.

Upala

Aquella vieja plaza donada por la Hacienda Los Ampiede, que se comenzó a usar en 1972 con muchos nicaragüenses en las bases, es hoy solo un recuerdo.

Después de 43 años, en los que Upala ha producido cientos de beisbolistas, este cantón norteño estrenará el próximo jueves su primer estadio de béisbol con medidas reglamentarias.

La inauguración de la obra, considerada la mejor del país en la disciplina, será con el arranque del béisbol de los Juegos Deportivos Nacionales Zona Norte 2015.

“Esto tenemos que agradecérselo en gran parte a don William Corrales, exministro de Deportes, acá solo hay plazas de béisbol, y algunas terminan siendo de fútbol, pero este estadio es de lujo”, manifestó Abel Lezama, presidente de la Comisión Cantonal de Béisbol de Upala.

Entre los más felices por tener la imponente cancha está Kenneth Irigoyan, de ocho años e hijo de Costantino Irigoyan, quien cuida y mantiene el nuevo inmueble.

“Juego con el equipo infantil como jardinero derecho... la cancha está lindísima, es como las de la televisión”, dijo escuetamente, mientras veía a su padre terminar de ubicar una tubería junto a los dugouts (bancas).

Precisamente su papá, con 47 años, llegó al país cuando la hacienda Los Ampiede, hoy conocida como Los Ranchos, trajo peones de Nicaragua para cultivar cacao.

“Mi papá, Ángel Irigoyan, y mis tíos, César Augusto y Julio, vinieron a trabajar y formaron el primer grupo de jugadores de béisbol que tuvo Upala, fue en la plaza que donó Los Ampiede, donde ahora está el parque”, recordó Costantino.

Luego de años de estar en el centro de Upala, la plaza de béisbol se pasó a donde hoy está el redondel, luego a la par del salón comunal, y, por último, en el sitio que luce imponente el nuevo estadio.

“Estamos muy felices, esto es algo que nunca habíamos soñado, un estadio como corresponde, con medidas reglamentarias”, expresó Costantino.

La pasión de este hijo de nicaragüense, llegado al país hace 40 años, es la misma de un pueblo que en el 2010 y 2011 obtuvo la medalla de oro del béisbol en los Juegos Nacionales, y que del 2012 al 2104 sumó tres platas.

Ahora el nuevo diamante de Upala está próximo a brillar.