En una jornada gris, el líder general, Pablo Alarcón, perdió más de cinco minutos

 25 agosto, 2014

Oreamuno, Cartago. El líder de la XXXI Vuelta Internacional Higuito, el pedalista chileno Pablo Alarcón, no pudo contener la rayería de ataques por parte de los escaladores del pelotón ayer, en la etapa reina de la competencia.

Esta comprendió 90 kilómetros en un circuito entre Oreamuno de Cartago y la ciudad de Turrialba.

La fracción fue conquistada en el sprint final por el Sub-23 del equipo JPS Giant, Joseph Chavarría, con un tiempo de 2:24:33. Alarcón quedó rezagado, regalando 5:31 en relación con los punteros.

Muy rápido, el internacional que porta el maillot amarillo perdió sus guardianes y quedó en solitario en el lote selecto de punta, para concluir la quinta etapa del giro desamparadeño en la sétima plaza.

Los ataques fueron comandados por el también chancero Juan Carlos Rojas (cuarto, a 3:11), quien luego de los 50 km, en medio del ascenso a Pacayas, no pudo seguir el paso de los otros fugados: Chavarría, César Rojas (Los Tierniticos), segundo con el mismo tiempo, y Josué González (Coopenae), quien llegó a cuatro segundos.

“Fue una etapa muy dura, donde se fugó un grupo de corredores a los que les llevaba más de 12 minutos de ventaja, entonces traté de no desesperarme y no perder tanto tiempo”, comentó Alarcón.

La mayor amenaza del chileno sigue siendo José Irías (Los Tierniticos), quien solo perdió tres segundos y permanece a 1:37 en la general. Los demás corredores se mantienen a más de seis minutos.

“Vamos a intentarlo hasta el final, el líder está fuerte, tiene lo suyo en la montaña. Entre mi compañero César Rojas y yo podemos dar una sorpresa”, mencionó Irías.

La última etapa se correrá hoy con un ida y vuelta de 70,4 km desde la localidad de Higuito .

Etiquetado como: