Sulaimán, mexicano de ascendencia libanesa al igual que Slim, falleció el jueves a los 82 años

 17 enero, 2014

México

El ataúd con el cuerpo de José Sulaimán, cuyas exequias se celebrarán el domingo en México.
El ataúd con el cuerpo de José Sulaimán, cuyas exequias se celebrarán el domingo en México.

Campeones del mundo de boxeo de distintas épocas y varias personalidades acudieron este viernes en México al velorio de José Sulaimán, quien fue el poderoso presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) por casi cuatro décadas.

El empresario Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo, estuvo brevemente en el Panteón Francés de Ciudad de México para despedir a Sulaimán, a quien consideró como un gran amigo.

Sulaimán, mexicano de ascendencia libanesa al igual que Slim, falleció el jueves a los 82 años en la clínica de la Universidad de California en Los Ángeles, donde permanecía internado desde que a inicios de octubre se le practicó una delicada cirugía de corazón.

Campeones del mundo mexicanos como Johnny González y excampeones como Humberto "La Chiquita" González y Ultiminio Ramos también tuvieron palabras sentidas para Sulaimán, de quien destacaron su compromiso para mejorar la protección física de los púgiles.

Durante su administración del CMB, Sulaimán impulsó varios cambios de reglas como la reducción en el número de asaltos de 15 a 12 y la modificación de los guantes para que el pulgar quedara unido al resto de dedos y evitar piquetes de ojos.

La muerte de Sulaimán, que tenía el récord de longevidad al frente de un organismo deportivo internacional, sacudió el jueves al mundo boxístico. Grandes estrellas del deporte lamentaron la pérdida de quien dirigía el poderoso CMB desde 1975, incluidos el filipino Manny Pacquiao y la leyenda mexicana Julio César Chávez.

El cuerpo de Sulaimán será cremado el domingo y el lunes se ofrecerá una misa en su honor en la emblemática Basílica de Guadalupe de la capital mexicana.