Por: Steven Oviedo 18 octubre, 2016
Anthony Rizzo intenta conectar la pelota ante los Dogers. | AFP
Anthony Rizzo intenta conectar la pelota ante los Dogers. | AFP

Chicago

Si los Cachorros enfrentan este martes su primer partido de visita sin haber sacado ventaja en dos jornadas como locales (1-1) ante Los Dodgers, es en gran parte culpa del escaso poderío ofensivo en el segundo juego.

Los de Chicago al menos pueden consolarse pensando que no tendrán que enfrentar siempre a Clayton Kershaw, el mejor lanzador de los Dodgers.

Chicago conectó sólo dos hits en siete capítulos ante Kershaw y Kenley Jansen finalizó el duelo con dos entradas perfectas.

Los bateadores de los Cachorros han causado bastantes estragos en postemporada. Seis jugadores pegaron “indiscutibles” en la victoria por 8-4 en el primer juego. Pero Anthony Rizzo y Addison Russell se fueron de 0-9 de manera combinada el sábado. Y en seis turnos del segundo encuentro no conectaron un solo hit .

Rizzo dijo que sería tonto modificar su estrategia y colocación en el plato a estas alturas. Señala que, por extraño que parezca, ha aprendido que la paciencia es el camino.

“No pienso que sea bueno que todos tratemos de conectar seis, siete u ocho hits a la vez. He intentado antes eso en mi carrera” .

Este martes a las 6 p. m. se jugará el tercer duelo de la serie entre Cachorros y Dodgers, en Los Ángeles.

Liga Americana. Este lunes los Indios de Cleveland se colocaron 3 a 0 arriba en la serie por el campeonato de la Liga Americana ante los Azulejos Toronto.

La tribu venció 4 a 2 a los Azulejos en Toronto y este martes tiene la oportunidad de barrer la serie si logra ganar el juego que inicia a las 2 p. m.

Cleveland ya venció a los Medias Rojas de Boston por 3 a 0 en la serie anterior y demuestra que es un serie candidato para dejarse la Serie Mundial.