Por: Steven Oviedo 24 mayo, 2016
Russell Westbrook fue la figura de anoche, en la final del Este. | EFE
Russell Westbrook fue la figura de anoche, en la final del Este. | EFE

Los Golden State Warriors, campeones defensores de la NBA, están a un paso de ver por televisión la final del mejor baloncesto del mundo.

Este martes cayeron por 118 a 94 ante el Oklahoma City Thunder, en el cuarto juego de la serie, con lo que se encuentran abajo en la serie por 3 a 1.

Una victoria más del Thunder y los Warriors quedarían al margen de la final, que se jugará ante el ganador de la serie entre los Toronto Raptors y los Cleveland Cavaliers.

En el partido de este martes, el segundo cuarto fue desastroso para los dirigidos por Steve Kerr, quienes perdieron ese parcial por 42 a 27, con lo que se fueron a la mitad con un marcador adverso de 72 a 53.

En el tercer cuarto los Warriors intentaron reaccionar, pero en el último periodo solo anotaron 12 unidades y eso dio al traste con el intento de remontar el marcador y emparejar la serie a dos triunfos.

Russell Westbrook anotó 36, consiguió 11 rebotes y 11 asistencias para firmar un triple doble que, sumado a la actuación de Kevin Durant (26 puntos), selló la noche soñada para los locales en el Chesapeake Energy Arena de Oklahoma.

Stephen Curry apenas marcó 19 unidades para los Warriors.

El juego cinco de la serie se realizará este jueves a las 7 p. m. en el Oracle Arena de Oakland.

De ser necesario, el encuentro seis se disputará el sábado en la casa del Thunder.

Este miércoles se juega el quinto partido entre los Toronto Raptors y los Cleveland Cavaliers, a las 6:30 p. m. en Cleveland (serie 2-2).