Por: Steven Oviedo 30 mayo, 2016
Stephen Curry celebró por todo lo alto el pase a la final de la NBA. | AP
Stephen Curry celebró por todo lo alto el pase a la final de la NBA. | AP

Los campeones defensores de la NBA, los Golden State Warriors, sacaron su casta y pasaron a la final del mejor baloncesto del mundo, al derrotar 96 a 88 a los Oklahoma City Thunder, en el juego siete de la serie.

Los Warriors se levantaron de una desventaja de 1-3 en la serie, para ganarla 4-3 y confirmar que son el mejor equipo de la Conferencia del Oeste.

Stephen Curry y compañía volverán a enfrentar a los Cleveland Cavaliers en la final del la NBA, tal y como sucedió hace un año, donde los Warriors doblegaron a los Cavaliers.

Como fue la tónica en toda la serie, los de Golden State tuvieron que venir de atrás, ya que perdían por 42 a 48 al medio tiempo, en un juego muy apretado y con menos puntos que en todos los anteriores.

El tercer cuarto fue trágico para el Thunder, ya que solo anotó 12 unidades y vio cómo los dirigidos por Steve Kerr le marcaban 29, para terminar ese cuarto 60 a 71.

En el cierre del partido, el Thunder intentó regresar al compromiso y ganó el cuarto periodo, pero apenas por tres puntos de diferencia, con lo que tendrán que esperar un año más por su título de la NBA.

Los presentes en el Oracle Arena de Oakland, se deleitaron con los 36 puntos del jugador más valioso de la NBA, Stephen Curry, quien además consiguió ocho asistencias y cinco rebotes.

Klay Thompson sumó 21 puntos a la causa de los Warriors.

El esfuerzo de Kevin Durant con 27 puntos, siete rebotes y tres asistencias, sumado a los 19 puntos y 13 asistencias de su compañero Russell Westbrook no le alcanzó al Thunder.

El primer juego de la final será este jueves en casa de Warriors