Trabajos que debieron terminar este 30 de noviembre aún no han comenzado

Por: José Luis Rodríguez C. 19 noviembre, 2013

La remodelación del gimnasio del Liceo de Ciudad Neilly, que será utilizado en los Juegos Deportivos Nacionales de enero próximo, presenta un serio atraso en las obras.

Esto debido a que en dicha instalación, que debía estar lista este 30 de noviembre, ni siquiera se ha comenzado con la demolición.

Según María Gerardina Cerdas, presidenta de la Junta de Administración del Liceo, el motivo del atraso es porque la Dirección de Infraestructura y Equipamiento (DIE) del Ministerio de Educación, tardó mucho girando el dinero.

“El asunto es el siguiente: no podemos empezar hasta que el DIE no haga el desembolso, si no hay dinero con qué vamos a pagar”, expresó Cerdas ayer desde la zona sur.

“Podría ser que sí es preocupante –la situación–, nos están dando tiempo –de entregar la obra– para el 30 de diciembre; la fecha de entregar del 30 de noviembre se había dicho a principio de año, pero son fondos públicos, y, por más que queramos hacer algo, no podemos obviar ningún procedimiento para poder trabajar transparentemente”.

Acerca de estos atrasos Sergio Sandí, arquitecto del DIE, respondió que dicha entidad no atrasó.

“Pues así como atraso no hubo, cualquier cosa usted puede hablar con el director, Carlos Villalobos”, manifestó el arquitecto.

De la que no hubo respuesta fue de Alba Quesada, directora del Instituto Costarricense de la Recreación (Icoder), quien en la mañana, mediante Juan Carlos Bonilla, su vocero, indicó que hablaría en la tarde, mas nunca lo hizo.

El que sí confirmó el rezago fue Miguel Agüero, presidente del Comité Organizador de los Juegos Nacionales en el sur sur del país.

“Lo de Ciudad Neilly fue que la junta había dado –la obra– a una empresa con problemas con la Caja, ahora hay que volver a adjudicar la obra”, comentó ayer Agüero.

La versión de Agüero difiere de la que dio Jorge Moncrieffe, asesor en contratación de mano de obra y materiales de la junta administradora del Liceo, quien señaló que las ofertas no eran apropiadas.

“Concursaron dos personas que presentaron ofertas que no cumplían con los requisitos mínimos, entonces el concurso se declaró desierto y el viernes se hizo otra oferta para adjudicarla el miércoles (mañana) a las 3 p. m., si Dios quiere y todo sale bien, el lunes (25) estará empezando la obra; tenemos 35 días para concluirla”, manifestó.

Etiquetado como: