El duelo se reanudará el martes en el estadio Kauffman de Kansas City.

 26 octubre, 2014
Hunter Pence celebra después de anotar en la octava entrada para los Gigantes de San Francisco ante los Reales de Kansas City en el quinto partido de la Serie Mundial.
Hunter Pence celebra después de anotar en la octava entrada para los Gigantes de San Francisco ante los Reales de Kansas City en el quinto partido de la Serie Mundial.

San Francisco

Madison Bumgarner ya puede presumir que se codea entre los grandes lanzadores de la Serie Mundial.

Con otra magistral apertura del zurdo de 25 años, los Gigantes de San Francisco se pusieron a ley de una victoria para conquistar otro campeonato al vencer este domingo 5-0 a los Reales de Kansas City e irse arriba 3-2 en el Clásico de Otoño.

Bumgarner dejó en 4-0 su foja en juegos de la Serie Mundial al lanzar el juego completo, con pelota de cuatro imparables. Fue la primera blanqueada conseguida en Serie Mundial desde que Josh Beckett, de los Marlins, lo consiguió ante los Yanquis en el 2003 para que Florida se coronara.

Brandon Crawford remolcó tres carreras, Juan Pérez disparó un doble de dos anotaciones y Pablo Sandoval conectó un par de hits y anotó dos veces en el que pudo haber sido su último partido en casa con el uniforme de los Gigantes.

Pero la tarea aún es incompleta. Si quieren proclamarse campeones por tercera vez en cinco años, los Gigantes deberán sumar una victoria en Kansas City.

Tras un día de descanso, la serie se reanudará el martes en el Kauffman Stadium. Los dos abridores del segundo juego volverán a medirse: el novato dominicano Yordano Ventura por los Reales contra Jake Peavy.

En las 41 ocasiones previas que la Serie Mundial estuvo empatada 2-2 en el formato del mejor de siete juegos, el triunfador del quinto juego se consagró campeón en 27 veces. Pero solo cuatro lo han logrado en las últimas 11.