13 noviembre, 2015
Fotografía de archivo que muestra a las atletas rusas Mariya Savinova (izquierda) y Ekaterina Poistogova, junto a su entrenador, Vladimir Kazarin, mientras celebran sun primer y tercer puesto, respectivamente, tras la final femenina de los 800m en Los Juegos Olímpicos de Londres 2012.
Fotografía de archivo que muestra a las atletas rusas Mariya Savinova (izquierda) y Ekaterina Poistogova, junto a su entrenador, Vladimir Kazarin, mientras celebran sun primer y tercer puesto, respectivamente, tras la final femenina de los 800m en Los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Londres

La federación rusa de pista y campo fue suspendida provisionalmente por el organismo rector mundial, lo que margina al país de las competencias internacionales por tiempo indefinido y podría dejarlo fuera de los Juegos Olímpicos del próximo año.

La sanción fue aprobada este viernes con votación de 22-1 durante una teleconferencia entre los 27 miembros de la junta de la federación internacional de atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés).

Coe estaba bajo inmensa presión para aplicar mano dura, a pesar de los esfuerzos de las autoridades rusas para evitar una suspensión general al aceptar cooperar e implementar reformas en su programa antidopaje.

La suspensión tiene efecto inmediato, y prohíbe que atletas rusos compitan en cualquier evento internacional de pista y campo hasta que el país pueda demostrar que tiene la situación del dopaje bajo control. Esta es la primera vez que la IAAF suspende a todo un país por casos de dopaje.

La federación rusa probablemente tenga un mes para acudir a una audiencia disciplinaria, donde la IAAF podría convertir la sanción en una suspensión completa.

La IAAF y la AMA tendrán que fijar los requisitos para que la suspensión sea revocada, incluyendo el cumplimiento total con el código antidopaje mundial.

A nueve meses de los Juegos de Río, la gran interrogante es si el equipo ruso podrá competir. Algunos dirigentes olímpicos han dicho que Rusia debe tener suficiente tiempo para implementar las medidas necesarias para estar en la justa, que se disputará del 5 al 21 de agosto.

El ministro de Deportes ruso, Vitaly Mutko, dijo este viernes que está "completamente seguro" que Rusia podrá competir en Río. En una conferencia de prensa antes del anuncio de la IAAF, señaló que cree que cualquier suspensión durará poco.

"Puede que nos perdamos una o dos competencias, pero sería una estupidez que los atletas limpios se pierdan los Juegos Olímpicos o un mundial", declaró en Moscú.

A corto plazo, la suspensión marginará a los atletas rusos de cerca de una docena de competencias internacionales el resto del año, incluyendo el campeonato europeo de campo traviesa el 13 de diciembre en Francia. Los atletas también podrían perderse la temporada bajo techo, incluyendo el mundial del 17-20 de marzo en Portland, Oregon.

Otras pruebas importantes en el horizonte son los maratones de Boston y Londres en abril.

En un fallo relacionado, la AMA determinó que la agencia antidopaje rusa no cumple con el reglamento internacional, y también señaló que el equipo de pista y campo del país quizás no sea el único que ha incurrido en dopaje masivo.

Un comité de la AMA analizó el informe publicado el lunes por el panel independiente, y también otorgó a la agencia antidopaje rusa, conocida como RUSADA, la oportunidad para responder.

The Associated Press tuvo acceso al resumen de la decisión del viernes, al ser suministrada por una persona con conocimiento del caso que pidió no ser identificada porque no estaba autorizada a divulgar la información. Los hallazgos del comité serán referidos a la junta de la AMA, que votará al respecto en su reunión del miércoles.

Si la junta de la AMA declara que la federación de Rusia no cumple con su reglamento, podría costarle a su país la oportunidad de albergar eventos internacionales. Rusia tiene previsto organizar el mundial juvenil de atletismo el próximo año, además de la Copa Confederaciones y el Mundial de fútbol en 2017 y 2018, respectivamente.