Después de 637,5 kilómetros pedaleados, la etapa que sigue presenta la primera de las únicas tres llegadas en alto que se disputarán en esta ronda gala

Por: Fanny Tayver Marín 4 julio
Andrey Amador custodiaba a Nairo Quintana en la cuarta etapa del Tour de Francia. El tico corre con vendajes en el codo y la rodilla.
Andrey Amador custodiaba a Nairo Quintana en la cuarta etapa del Tour de Francia. El tico corre con vendajes en el codo y la rodilla.

Este miércoles habrá una clara medición de fuerzas entre los favoritos a ganar la edición 104 del Tour de Francia que terminará el 23 de julio.

Después de 637,5 kilómetros pedaleados, la etapa que sigue presenta la primera de las únicas tres llegadas en alto que se disputarán en esta ronda gala.

Altimetria, Etapa 5
Altimetria, Etapa 5

Por ser en la primera semana de carrera y porque las piernas de todos están frescas, a pesar de los sustos y las caídas, los 160,5 kilómetros entre Vittel y La Planche des Belles Filles se convierte en un día clave para el equipo del costarricense Andrey Amador.

La consigna de Movistar Team es no ceder terreno con respecto al británico Chris Froome (Sky), quien en este momento le lleva 36 segundos de ventaja al colombiano Nairo Quintana.

"Llega la primera prueba importante. Habrá que estar muy atentos y tratar, al menos, de llegar con los rivales sin ceder tiempo", mencionó el jefe de filas de Amador.

Quintana nunca ha pedaleado en esa subida que estará en el cierre, de 5,9 kilómetros al 8,5%, convirtiéndose en una rampa muy dura que reacomodará la clasificación general y perfilará entre los fuertes quién es el que está mejor.

"No conozco la subida, pero he estado viendo el perfil y el desnivel es bastante interesante. Es un poco difícil saber lo que va a pasar porque depende de los ataques que haya y de cómo actúen los rivales", apuntó Nairo.

Ese argumento del cafetero tiene mucha lógica, porque una de las posibilidades es que los escaladores queden marcándose entre ellos.

Sin embargo, cuando recuerden que este es un Tour diseñado para que todos estén cerca, sin mucho margen para tomar ventaja, vendrán los ataques.

Por eso, Quintana afirma que "hay que estar siempre atentos".

"En el primer final en alto de una gran vuelta siempre hay más tensión, pero creo que los candidatos al triunfo estarán delante sin problemas. Mis sensaciones de momento son buenas, me encuentro bien y lo importante también es que el equipo continúe en esta línea para poder llegar vivos a la montaña".

Después de lo que será esta esperada etapa, vendrán dos días de plano y el fin de semana habrá que escalar de nuevo.

Etiquetado como: