Para festejar el centenario, este año se subirá dos veces al mítico Alpe d’Huez, algo que nunca se había hecho.

 17 julio, 2013

Chorges, Francia

La oficina de turismo de Alpe d’Huez espera entre 700.000 y un millón de personas mañana jueves en la subida a la cumbre mítica de las 21 curvas, que por vez primera se hará en dos ocasiones.

Desde la mañana de hoy martes las caravanas han comenzado ya a ascender el puerto para tomar sitio con vistas a la etapa de mañana.

Chris Froome gesticula durante la etapa de hoy miércoles en el Tour de Francia, una contrarreloj de 33 kilómetros.
Chris Froome gesticula durante la etapa de hoy miércoles en el Tour de Francia, una contrarreloj de 33 kilómetros.

El nivel de espectadores se espera que sea similar al alcanzado en 2004, cuando el Alpe d’Huez fue visitado por casi un millón de aficionados.

En esta ocasión, para celebrar el centenario del Tour, los organizadores han previsto un doble ascenso, algo que no se había efectuado nunca antes.

Esta configuración es posible gracias al arreglo de la carretera que lleva al puerto de La Serenne, lo que permite dar continuidad a la etapa, que acabará en el Alpe d’Huez.

Esa bajada, considerada por muchos “temeraria” podría suspenderse si las condiciones climáticas son adversas.

Los servicios meteorológicos prevén fuertes lluvias, e incluso granizo, en el tramo final de la etapa de mañana jueves, donde no se excluye que haya niebla en la cumbre del Alpe d’Huez.

Además, se espera un viento fuerte a partir de los 1.500 metros de altitud. La meta está situada a 1.850 metros.