Hoy se escala la cima Coppi, que es la máxima elevación en esta edición del Giro

Por: Fanny Tayver Marín 27 mayo, 2016
Andrey Amador se mostró muy atento ayer en la etapa 18 del Giro y siempre estuvo en el grupo de los favoritos. El tico escaló al lado de Alejandro Valverde y llegó a la meta con él. | MOVISTAR TEAM
Andrey Amador se mostró muy atento ayer en la etapa 18 del Giro y siempre estuvo en el grupo de los favoritos. El tico escaló al lado de Alejandro Valverde y llegó a la meta con él. | MOVISTAR TEAM

Después de 18 etapas disputadas y más de 3.000 kilómetros pedaleados, los Alpes franceses dictarán sentencia entre hoy y mañana en un Giro de Italia que terminará este domingo en la ciudad de Turín.

Lo que espera al Movistar Team de Andrey Amador es muy duro, porque las dos etapas rompepiernas y de exigencia máxima llegan cuando los ciclistas ya empiezan a mostrar indicios de fatiga.

Pero en la escuadra telefónica están motivados y saben que dependen de ellos mismos para culminar un Giro redondo, en el que tuvieron la maglia rosa de líder general con Andrey Amador durante un día, ganaron una etapa con Alejandro Valverde y tienen a estos dos hombres en el top 10.

La misión ahora es lograr que Valverde suba al podio final y Amador trabajará con mucho esmero para eso.

La antepenúltima etapa de la Corsa Rosa comprende 162 kilómetros entre Pinerolo y Col de Risoul. Es el día más esperado del Giro, porque se escalará el Col del Agnello, definido este año como la Cima Coppi (eso significa que es la máxima elevación que se subirá en este Giro, con 2.744 metros de altura).

El día comienza con un largo terreno de “falso llano” para ir subiendo a Casteldelfino, donde se inicia el ascenso a la Cima Coppi, que es un puerto de categoría especial, o fuera de categoría.

Son casi 40 kilómetros de subida sin respiro, con una pendiente media del 7% y una máxima del 15%. Desde la cima, ya en territorio francés, un largo descenso de otros casi 40 kilómetros pondrá al pelotón al pie del Risoul. En ese punto esperan 13 kilómetros más de ascenso, al 7 % con las rampas más duras, del 10% en el tramo final, porque la llegada es en un puerto de primera categoría.

Mañana subirán tres puertos más de primera categoría: Vars, Bonette y Lombarda.

“Es lo más duro, vamos con todo y queremos hacerlo muy bien porque cualquier cosa puede pasar”, dijo Andrey Amador.

Mientras, Alejandro Valverde también prometió guerra, al afirmar: “Mañana (hoy) puede pasar de todo y estoy preparado. Claro que voy a ir a por todas. Será difícil, pero si estoy en el Giro es para intentarlo. No puedo decir dónde puedo atacar”.

Ayer se corrió la etapa más larga del Giro, con 240 kilómetros entre Muggiò y Pinerolo.

El triunfo del día fue para Matteo Trentin (Etixx) con un tiempo de 5:25:34; mientras que Amador llegó en el puesto 34, a 13:24, en el grupo de los favoritos.

Andrey Amador se vio fuerte en el ascenso de segunda categoría, pero que parecía de primera.

El líder, Kruijswijk, no dio muestras de flaqueza.