2 julio, 2013

Francia. EFE Si bien Christopher Froome mandó un mensaje de poderío atacando a los favoritos al final de la segunda etapa camino de Ajaccio, la salud colectiva del Sky plantea serias dudas ante la cronometrada por equipos de Niza, que sin duda marcará las primeras diferencias.

La caída de la primera jornada dejó a varios hombres del equipo británico tocados, en especial Geraint Thomas, quien sufre una pequeña fractura en la pelvis.

Thomas llegó a la meta de Calvi con un retraso de 9:15 minutos y en condiciones precarias. Apenas pudo seguir el ritmo del grupo rezagado para terminar.

“Voy a tratar de continuar cueste lo que cueste, pese a que mi madre no quiere que siga. Voy a soportar dolor durante unos días pero seguro que luego voy a mejorar ” , dijo Thomas en broma.

No es el único corredor con castigo físico en el Sky, pues otro británico, Ian Stannard también sufre diversas molestias y el lunes perdió ocho minutos.

Froome solo cuenta con tres corredores en perfectas condiciones para la cronometrada de Niza: el noruego Boasson Hagen, el australiano Richie Porte y el bielorusso Kanstantsín Siutsou.

“Si Thomas no está en buenas condiciones nos perjudicará porque es de los mejores del mundo en la modalidad de persecución y es un hombre muy rápido” , señaló Porte al respecto.

La contrarreloj por equipos de Niza tiene un recorrido de 25 km de perfil llano y a nivel del mar.

Etiquetado como: