Los equipos masculino y femenino perdieron la final ante Guatemala en partidos muy reñidos. Los varones clasificaron a los Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla en 2018.

Por: Juan Diego Villarreal 4 diciembre

Managua, Nicaragua. Por más rudos y fuertes que se muestran en la cancha, los integrantes de las selecciones femenina y masculina no lograron aguantar el llanto al perder la final ante Guatemala.

Son lágrimas de plata que demuestra el coraje y la valentía de los jóvenes que lo dieron todo en la cancha, pero pequeños despistes en defensa dieron al traste con la planificación de partido por parte del entrenador venezolano Erick Rodríguez.

Los jugadores de la Selección Nacional de rugby masculino se reunieron tras perder la final de los Juegos Centroamericanos de Managua 2017. (Foto cortesía del Comité Olímpico de Costa Rica).
Los jugadores de la Selección Nacional de rugby masculino se reunieron tras perder la final de los Juegos Centroamericanos de Managua 2017. (Foto cortesía del Comité Olímpico de Costa Rica).

En femenino la Tricolor cayó en un emocionante juego 5-7 ante las chapinas.

Costa Rica anotó los primeros cinco puntos en la primera parte. Pero las chapinas reaccionaron al inicio del complemento anotando el empate 5-5 y marcando la conversión de dos puntos con un gol de campo (la jugadora patea el balón desde el sector en que anota y debe pasarla en el marco).

Las ticas lo intentaron, pero la buena defensa guatemalteca impidió el empate de las nacionales, que se tuvieron que conformar con el segundo lugar.

En varones, nuevamente ticos y chapines se encontraron en la cancha y una vez más la mayor experiencia de los vecinos centroamericanos dio al traste con la ilusión de los ticos.

Guatemala se puso en ventaja 12-0, gracias a tener un equipo más veloz, más compacto y evitando perder el ovoide en su zona defensiva.

Los nacionales no desmayaron y anotaron el descuento en la segunda parte, más la conversión de dos puntos (7-12), pero en el epílogo nuevamente los guatemaltecos convirtieron para el 17-7 definitivo para dejarse así la presea dorada.

Las escuadras costarricense llegaron a la final con tres victorias al hilo ante Nicaragua, El Salvador y Honduras.

Sin embargo, al perder en la fase previa, ante los chapines y más tarde en la final es claro que de momento es el tope que se debe vencer para seguir creciendo en esta disciplina.

Erick Rodriguez, entrenador del equipo masculino, aseguró que lo que se debe corregir es la parte defensiva, pues el nivel es muy parecido entre ambos equipos.

“Siento que el nivel es parejo con Guatemala, pero debemos mejorar en los tacles y en la zona defensiva para tener mayores posibilidades de ganar. Entreno a este equipo desde febrero y ha mejorado mucho, pero todavía nos falta”, aseguró Rodríguez.

Por su parte, Andrés Ortiz, capitán del equipo masculino, comentó que los guatemaltecos fueron mejores, aunque su meta en todo momento era llevarse la medalla de oro.

"Este equipo lo dio todo en la cancha. Nos llevamos la plata y el esfuerzo nos valió clasificarnos a los Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia, el año entrante”, aseguró Ortiz.

El capitán del seleccionado de rugby partirá la otra semana a Francia, donde jugará en un equipo de quinta división regional que le permitirá entrenar y trabajar.

“Espero subir mi nivel y poder adquirir experiencia. Somos jóvenes y queremos mejorar. Nuestra meta ahora es superar el sétimo lugar de los Centroamericanos y del Caribe de Veracruz en el 2014”, aseguró Ortiz.