La Federación alemana de ciclismo lamenta que el ganador del Tour de 1997 no haya confesado como lo hizo Armstrong

 23 enero, 2013

Berlín. (AFP). El exciclista Jan Ullrich, el único alemán que ha ganado el Tour de Francia, ha sido criticado por no seguir el ejemplo del estadounidense Lance Armstrong y romper la ley de silencio que impuso a sus prácticas de dopaje.

Su principal crítico es Rudolf Scharping, presidente de la Federación alemana de ciclismo, quien lamenta que el ganador del Tour de 1997 no haya aprovechado las ocasiones que tuvo para hablar de su pasado y ayudar a limpiar la imagen del deporte del pedal.

“Jan Ullrich siempre estuvo mal aconsejado al rechazar poner las cartas sobre la mesa”, declaró Scharping a la revista alemana Bunte.

“Ha aprovechado cada oportunidad para eludir la pregunta”, añade.

Mientras Armstrong admitió haberse dopado la semana pasada en una entrevista televisada con Oprah Winfrey, Ullrich continúa sin romper su silencio al respecto.

“Por cierto, no voy a hacer como Armstrong y hablar delante de millones de personas, incluso cuando mucha gente me pide con frecuencia que lo haga”, declaró el excorredor germano a la revista Focus.

“Vivo el presente y estoy muy contento”, añadió.

Ullrich, de 39 años de edad, se retiró en 2007, pero el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) lo declaró culpable por dopaje en febrero pasado y lo suspendió por dos años con fecha retroactiva a agosto de 2011, y todos sus resultados desde 2005 le fueron anulados.

Etiquetado como: