La etíope Tirfi Tsegaye ganó la competición femenina con un tiempo de 2:20'18"

 28 septiembre, 2014
Dennis Kimetto celebra la victoria en la Maratón de Berlín.
Dennis Kimetto celebra la victoria en la Maratón de Berlín.

Berlín

Dennis Kimetto estableció este domingo un récord mundial al ganar la Maratón de Berlín en 2 horas, 2 minutos, 57 segundos.

El keniano de 30 años redujo 26 segundos del récord anterior (2:03'23") establecido por su compatriota Wilson Kipsang el año pasado en la capital alemana. Así Kimetto se convirtió en el primer hombre que completa una maratón en menos de dos horas y tres minutos.

Otro keniano, Emmanuel Mutai, superó también la marca previa, terminando segundo en 2:03'13".

Mutai ya había corrido la maratón más rápida de la historia en 2011, cuando completó la carrera de Boston en 2:03'02", aunque no se contabilizó como récord mundial porque el recorrido está considerado como demasiado recto y cuesta abajo.

Por su parte, la etíope Tirfi Tsegaye ganó la competición femenina con un tiempo de 2:20'18", seguida por su compatriota Feyse Tadese con 2:20'27".

La estadounidense Shalane Flanagan fue tercera con 2:21'14", fallando en su intento de superar el récord de su país, que sigue en 2:19'36".

Unos 40.004 corredores de 130 naciones se inscribieron en la carrera, que se celebró bajo un cielo despejado.

Kimetto, que tenía como mejor marca personal el 2:03'45" con el que ganó en Chicago el año pasado, formaba parte de un grupo de vanguardia que incluía a Mutai, Jima, Tsegaye Kebede, Eliud Kiptanui, Geoffrey Kamworor, Levy Matebo y Franklin Chepkwony.

Los líderes mantuvieron un ritmo constante, aunque perdieron un par de segundos tras el kilómetro 12 antes de recuperar velocidad pasado el 15.

Matebo y Kiptanui se quedaron atrás mientras los primeros cruzaban la línea de medio recorrido en 61 minutos y 45 segundos, dentro de las marcas del récord mundial.

Wilfred Kirwa y Geoffrey Ronoh, que marcaban el ritmo, se quedaron atrás en el kilómetro 30, el cual Mutai alcanzó en 1:27'37", un récord mundial de confirmarse el crono.

Solo le acompañaban Kimetto y Kamworor, quien se rezagó 10 segundos por detrás de sus compatriotas para cuando llegaron al kilómetro 35.

Kimetto corría con suavidad, aunque Mutai seguía planteando una amenaza y recordaba al campeón de Chicago que todavía estaba allí.

En el kilómetro 39, el ganador abrió un par de segundos de distancia con su compañero al subir el ritmo, con una inyección de energía que le ayudó a lograr el sétimo récord del mundo fijado en Berlín.

"Durante la carrera vi que era capaz de conseguirlo. Estoy feliz por esta victoria. Mi entrenamiento había sido excelente antes de venir aquí", declaró el triunfador del día, que se embolsa un total de 120.000 euros.