Por: Fanny Tayver Marín 30 diciembre, 2015

Henry Raabe tiene un cómplice que a la vez se convierte en su ángel de la guarda.

“Es mi hermano Dennis. Él prácticamente me enseñó a andar en bicicleta otra vez, fue el que salió conmigo, el que me cuidó en el momento de la prueba y el que ahora anda conmigo en bicicleta. Está ahí para ayudarme, cuidarme, para lo que necesite”, dijo Henry Raabe.

El propio Dennis aseguró que es difícil todo lo que ha vivido su hermano, pero aseguró que también le ha dado fortaleza a su familia.

“Yo le digo que siempre lo voy a apoyar y voy a estar con él para las que sean”, afirmó Dennis Raabe ayer en Cartago.

Henry, su hermano Dennis y Gregory Brenes ayer. | ALBERT MARÍN
Henry, su hermano Dennis y Gregory Brenes ayer. | ALBERT MARÍN

“Cuando él me propuso que lo acompañara a andar en bici, al principio dudé en decirle que sí, pero sinceramente él tiene unas ganas de superación y acepté”, confesó Dennis.

Sin embargo, lo obligó a prometerle que debía hacerle caso en todo para evitar peligros.

“El primer día fue grandioso porque verlo otra vez montado en bici es algo que no tiene precio, la verdad. Ahí tengo que frenarlo, porque quiere ir muy rápido”, acotó entre risas.