El valiente ciclista que corrió la Vuelta a Costa Rica con una prótesis se cayó practicando MTB

Por: Fanny Tayver Marín 27 enero, 2015

La fortaleza de Dax Jaikel se puso a prueba una vez más.

El ciclista de Sevencard sufrió una caída el sábado, mientras practicaba MTB y asegura que volvió a nacer, al igual que en 2003, cuando se vio implicado en un accidente en el que perdió la pierna derecha.

Después de coronar el volcán Barva, Jaikel comenzó a descender, pasó muy bien varios tramos técnicos en la bicicleta que andaba estrenando, pero abusó de la confianza.

“Tomé la curva de la última bajada demasiado rápido y no me dio tiempo de brincarme una zanja, pasó la llanta delantera, pero no la trasera y me botó”, relató Dax Jaikel.

El golpe fue directo al hombro y segundos después su cabeza chocó tan fuerte contra el piso que el casco se reventó.

“Todo ciclista tiene que andar casco, eso fue lo que me salvó la vida. Quedé atontado, se me zafó la prótesis, me lastimé las costillas y aunque no aguantaba el brazo, me volví a subir a la bicicleta”, recordó.

En compañía de Luis Mejía, Ángela Parra, Juan Mata, Josué González y Heiner Pérez avanzó dos kilómetros hasta llegar a la panadería de Mata.

“Ahí ya no me dejaron seguir en bicicleta. En el hospital me encontré al doctor (Mauricio Eugenin) quien hace 12 años me amputó la pierna. Él ya se iba, pero le pedí que me atendiera”.

Dax Jaikel siente algunas molestias en el hombro izquierdo tras fracturarse la clavícula, pero eso no impidió que ayer fuera a trabajar.
Dax Jaikel siente algunas molestias en el hombro izquierdo tras fracturarse la clavícula, pero eso no impidió que ayer fuera a trabajar.

Lo primero que le solicitó fue que le revisara la cabeza.

“El TAC salió bien y eso era lo que me preocupaba. La clavícula estaba quebrada y la operación era opcional, pero el doctor me dijo que si me operaba, me podía subir al rodillo en 10 días”.

Jaikel ingresó al quirófano, le fijaron una placa con siete tornillos diminutos y esa misma noche volvió a su casa. Descansó el domingo y ayer fue a su oficina.

“No puedo estar quedito. Ese doctor es amigo mío desde la universidad. Hace 12 años me preguntó que qué me pasó porque tenía el pie despedazado. Le conté que me fui debajo de un tráiler y que me habían puesto morfina. Me dijo que tenía que amputar y le contesté que procediera. Ahora él me volvió a operar”.

El hombre que hizo historia al correr la Vuelta a Costa Rica con una prótesis afirma que “esta fractura no es nada” y que “el dolor es parte de la recuperación”.

Confesó que el accidente de la amputación hizo que vea las demás caídas como algo pequeño.

A él le urge volver a entrenar porque este año retomará el paraciclismo, pues quiere estar presente en Río de Janeiro 2016.