Atleta se recuperó tras vivir, junto a dos amigos, choque de dos autos en Pococí

 20 febrero, 2015

El dolor y la angustia de sufrir un grave accidente de tránsito es cosa del pasado para el surfista Danny Bishko, quien volverá a competir este fin de semana en en la segunda fecha del Circuito Nacional de Surf Kölbi, en playa Tamarindo.

Han pasado apenas 40 días desde que Bishko y sus compañeros, Alejandro Vaca y Felipe Bermúdez, se toparon de frente con otro vehículo, cerca de Guápiles, Pococí cuando viajaban a Puerto Viejo, Limón para entrenar.

Bishko y Bermúdez sufrieron múltiples golpes, mientras Vaca aún permanece internado en el Centro de Rehabilitación del Instituto Nacional de Seguros (INS). En el percance fallecieron tres personas del otro auto.

“En estas semanas he asistido a terapia con la doctora Sasha Ramírez, en la clínica Fisiolife y aunque todavía siento un leve dolor, quiero volver a competir y hacer lo que me gusta”, comentó el tablista de 23 años.

Por el síndrome del latigazo, tras el incidente, Bishko padeció de un problema en la clavícula del hombro derecho y un trauma en la rodilla derecha que lo hicieron alejarse del surf en las primeras semanas de este año.

“Los primeros días fueron muy difíciles, tenía mucho dolor y había bastante inflamación, pero poco a poco me he recuperado y aunque no estoy el 100% voy a ir a participar y a hacer mi mejor esfuerzo”, añadió el atleta.

La Copa Creatures, que arranca mañana a las 7:30 a. m. en Tamarindo, tendrá una participación de más de 100 surfistas y espera olas de más de dos metros.

“La verdad me siento muy feliz . Uno después del accidente ve la vida desde otra perspectiva , es como una segunda oportunidad que nos brindan.

“En las últimas semanas fue complicado asistir a mi trabajo, a las terapias, a la universidad y al gimnasio CrossFit 506, donde he empezado a asistir para mi acondicionamiento físico”, añadió.

Danny no quiso dejar de lado a las personas que han estado junto a él durante su recuperación y le ayudaron a pasar el amargo momento, así como tampoco a sus compañeros.

“Quiero dedicarle este regreso a mis amigos Alejandro Vaca, quien espero pronto se recupere, así como a Felipe Bermúdez. A mi doctora Sasha Ramírez, mi entrenador Juan Vargas y mi madre, Denise Bishko, quienes siempre me apoyaron”, puntualizó.