Por: Fanny Tayver Marín 15 marzo, 2015

A Daniel Simmons se le erizó la piel cuando recibió el trofeo gigante que acredita al quinteto de Coopenae San Ramón como el flamante campeón nacional del baloncesto costarricense .

El capitán de los poetas disfrutaba el momento, se sentía muy orgulloso de todos sus compañeros y también recordaba los mejores pasajes de su carrera como basquetbolista.

No era nostalgia, mucho menos cabanga; pero a Daniel Simmons lo invadía ese sentimiento de satisfacción que sale del alma cuando se alcanzan las metas y se cierra un ciclo.

“Fue mi último juego del año, este partido contra Grecia fue el último juego de mi carrera y qué mejor que salir ganando, con un gimnasio a reventar y siendo campeones nacionales”, comentó Daniel Simmons a La Nación , antes de que lo llamaran para alzar la copa.

Este jugador de 33 años tuvo una campaña brillante y su fortaleza quedaba plasmada juego a juego como líder de los poetas.

Daniel Simmons (8) guió a San Ramón para que este equipo sea el campeón nacional en la Liga de Baloncesto Superior. | JORGE ARCE
Daniel Simmons (8) guió a San Ramón para que este equipo sea el campeón nacional en la Liga de Baloncesto Superior. | JORGE ARCE

Al consultársele por qué decidió retirarse, Daniel Simmons respondió : “Ya es hora de darle una oportunidad a otros”.

“Esta fue mi decimosexta temporada, son 16 años de estar jugando baloncesto y yo creo que ya es suficiente”, añadió el capitán.

Dejar su actividad como jugador de la Primera División es algo que él meditó muy bien.

“Por eso este torneo quizás sea el que más disfruté de todos, porque era el último para mí. Todo se nos dio este año, salimos campeones nacionales, casi invictos (San Ramón solo perdió un partido) y no puedo pedir nada más”, dijo.

Simmons se va, pero asegura que su equipo está para seguir reinando en los aros.