También ordena suspender arquitecto del Icoder que supervisó el proyecto

Por: José Luis Rodríguez C. 28 febrero, 2015
Además de denunciar la construcción de la pista, el máximo ente deportivo del país ordenó al Icoder revisar la base de asfalto. | ARCHIVO
Además de denunciar la construcción de la pista, el máximo ente deportivo del país ordenó al Icoder revisar la base de asfalto. | ARCHIVO

El Consejo Nacional de Deportes acordó solicitar al Ministerio Público que examine posibles irregularidades en la construcción de la pista sintética en el Estadio Nuevo de Limón.

La decisión se consigna en el artículo 5 de la sesión 938-2015 del 19 de febrero, y se dio después de conocer un informe del Instituto Costarricense del Deporte y Recreación (Icoder).

El foco de la investigación fueron los trabajos realizados por la empresa Presbere, encargada de la obra civil, además de la firma Superficies de Centroamérica, que puso el material sintético. También se revisó la actuación de Luis Miguel Herrero, coordinador del departamento de obras del Icoder.

“Según lo expuesto y en aras de establecer la verdad de los hechos, y a sabiendas de la investigación preliminar, se ordena a la Dirección Nacional (del Consejo) realizar denuncia ante el Ministerio Público en virtud de encontrarnos con la presencia de posibles delitos contra los deberes públicos y otros”, señala el acuerdo.

El máximo ente deportivo también ordenó “dictar medida cautelar para separar en forma temporal al funcionario, arquitecto, Luis Miguel Herrero”.

Pese a que ayer se intentó profundizar acerca de los hechos que motivaron al Consejo a tomar tales determinaciones, ni Alexánder Zamora ni Heiner Ugalde, dos de sus miembros, quisieron ahondar.

También se trató de conocer la posición de Carolina Mauri, ministra de Deportes y presidenta del Consejo, y Alba Quesada, directora del Icoder, pero en su oficina de prensa dijeron que estaban fuera de la capital.

Otro con el que no se pudo hablar fue con Herrero, a quien se le llamó en varias ocasiones y se le dejaron mensajes en su celular.

Tampoco fue posible conocer el costo final de la pista.

Marvin Oviedo, presidente de Presbere, dijo estar tranquilo porque tiene un documento en el que el Icoder recibió la obra sin alegatos. “Lo único que le puedo decir es que el estadio fue entregado; tenemos una nota de entrega a satisfacción”.

Contrato privado. Por su parte, Luis Fernando Esquivel, jerarca de Superficies de Centroamérica, indicó que él se reunió hace poco con la dirección del Icoder para informarle de que Presbere le debe $21.000 (¢11 millones), porque debió reparar la obra civil que Presbere había hecho para poder ubicar el piso sintético.

“Acordamos –Presbere, Luis Miguel Herrero y yo–, mediante un contrato privado, que mi empresa reparaba lo que estaba mal con el asfalto y que Presbere me pagaría... Presbere me dio $10.000 (¢5,4 millones) como adelanto, lo hice, todo me costó $31.000 (¢16,7 millones), pero cuando fui a cobrar el resto no me quiso pagar”, expuso ayer Esquivel.

El presidente de Superficies de Centroamérica agregó que Herrero era el fiscalizador de lo actuado y que guardaría una garantía bancaria por los $21.000 restante, mas cuando él fue a cobrar el resto del dinero no se lo dio.

“Me dijo que Presbere le había dicho que no se lo diera... fui al Icoder y ellos no sabía estas cosas, inclusive me solicitaron el contrato que firmamos Luis Miguel, Marvin Oviedo y yo”, añadió.