Por: José Fernando Araya N. 20 septiembre, 2014

Actualmente, en nuestro país, el Comité Olímpico Nacional (CON) cuenta con una póliza de seguro de accidentes básico que le da cobertura a 273 atletas que forman parte del ciclo olímpico.

Ana María Porras sufrió una lesión y su seguro la respaldó. | ARCHIVO
Ana María Porras sufrió una lesión y su seguro la respaldó. | ARCHIVO

Las pólizas con las que cuenta el CON dan cobertura hasta por ¢29 millones en caso de muerte accidental e incapacidad permanente, así como una suma de ¢5.800.000 por gastos médicos por accidente, según confirmó Henry Núñez, presidente del comité.

Las primas de cada póliza varían según el riesgo de cada una de las disciplinas del asegurado; es decir, un boxeador tiene una prima más alta que un corredor de una maratón o un ajedrecista.

En el caso de los deportes extremos, el riesgo es muy grande, por lo que el proceso para sacar una póliza es aún más complicado y algunas veces prácticamente no se llega a otorgar.

Según explicó Silvia Pardo, jefa de subsección de mercadeo del INS , este seguro no tiene un monto máximo, pues se cotiza por millón de colones asegurado por el cliente. “Es un traje hecho a la medida”.

“Normalmente los atletas nos piden este servicio cuando van en grupo (equipos o delegaciones). Eso sí, este seguro cubre el riesgo de accidentes y no cubre los problemas de salud”, afirmó Pardo.

Por su parte, Juan Villalobos, director del departamento metodológico del CON, explicó que cada mes las federaciones actualizan los datos con los atletas que van a gozar de este beneficio y el departamento analiza la situación de cada uno de los atletas.

“No podemos cubrir el monto de un atleta que no esté en nuestros registros. Si el monto de cobertura excede lo estipulado, se harían las gestiones necesarias para ayudarle al atleta”, señaló el director.

En deportes donde aún no se tiene definido al atleta clasificado, el CON pide que se asegure a los dos deportistas con más opciones.