Categoría femenina la ganó atleta Norma Rodríguez con 42:46 en el cronómetro

Por: Ángela Ávalos 15 octubre, 2012
 De camisa celeste (con el número 356), Gustavo Mora se mantuvo entre el pelotón líder, durante toda la carrera Leonística. | MARIO CASTILLO PARA LN.
De camisa celeste (con el número 356), Gustavo Mora se mantuvo entre el pelotón líder, durante toda la carrera Leonística. | MARIO CASTILLO PARA LN.

Un segundo fue la diferencia que le dio el gane a Gustavo Mora en la XXVII carrera Leonística, tras el rudo pulso sostenido con Alfonso Pinchi Ramírez durante los últimos 500 metros de la competencia.

El cronómetro le marcó a Mora 36:10, un segundo menos que a su inmediato contendor, en una carrera en la cual el joven dependiente de una tienda deportiva mantuvo el liderato entre casi 800 participantes en la mayor parte del recorrido.

La competencia de atletismo arrancó puntual ayer, a las 8 a. m., a un costado del parque de Guadalupe, en Goicoechea. La meta esperaba a los competidores 11 kilómetros después, pasando por Tibás, Moravia y Guadalupe, Goicoechea.

Desde los primeros minutos, Mora, de 23 años de edad, se mantuvo en el pelotón líder, junto a atletas de la talla de Javier Fernández, Marvin Martínez y el turrialbeño Martín Chinchilla.

Entre las mujeres, la emoción la pusieron Norma Rodríguez y Rosario Vargas, quienes se llevaron el primer y segundo lugar en esa categoría, respectivamente.

Columpios. El primer ascenso se inició a la altura de Cinco Esquinas, en Tibás, y siguió con una segunda cuesta “rompepiernas” en el sector de la heladería Pop’s.

Las nubes y el frío mañanero que acompañaron en los primeros minutos la carrera, quedaron atrás cuando los competidores ingresaron a Tibás y enfrentaron el calor y unos rayos de sol punzantes.

En otras ediciones, la carrera ha tenido el sentido inverso, comentaron algunos de los participantes.

Ayer, la intención de variar la ruta era garantizar la seguridad de los corredores, quienes harían su recorrido en el carril derecho de las calles, explicó Antonio Sequeira, miembro del comité de carrera.

Fue, entonces, un recorrido lleno de columpios –unos más intensos que otros– los cuales, con el paso de los minutos, hicieron de las suyas entre algunos de los participantes.

La batalla entre Gustavo Mora y Pinchi Ramírez se desencadenó con fuerza en los últimos 500 metros de la carrera. Otros contendores quedaron en el camino; entre ellos, Javier Fernández, quien había venido marcando el paso del futuro ganador.

Gustavo Mora celebró el triunfo junto a su familia. En la meta, estaban sus padres, Hiber Mora y Anáis Chavarría, y su esposa, Hillary Guzmán, quien le dará uno de los mejores premios de su vida: su primogénita, Sheryll Sophia, quien nacerá en enero próximo.