"Desde el año pasado le habíamos puesto la mira a esta clásica; la programamos, nos preparamos y fue un éxito", afirmó el pedalista nacional

Por: Fanny Tayver Marín 18 abril, 2015
El ciclista costarricense Rónald Araya le estampó su nombre en el Tour of The Battenkill.
El ciclista costarricense Rónald Araya le estampó su nombre en el Tour of The Battenkill.

El costarricense Rónald Araya sumó un triunfo más a su carrera ciclística.

El tico que en diciembre pasado ganó la primera y la última etapa de la edición 50 de la Vuelta a Costa Rica subió al podio este sábado en Estados Unidos, como el gran vencedor del Tour de Battenkill.

"Desde el año pasado le habíamos puesto la mira a esta clásica; la programamos, nos preparamos y fue un éxito. Muy agradecido con Dios por dejarnos participar y ganar un evento de esta magnitud", expresó Rónald Araya.

El nacional, quien corre con el uniforme el equipo Reitt Carrocerías BMC Inverse detalló que la prueba se desarrolló sobre un trazado de 110 kilómetros.

Rónald Araya en el peldaño más alto del podio en Estados Unidos.
Rónald Araya en el peldaño más alto del podio en Estados Unidos.

"Con un lote de 136 competidores, en un terreno con bastantes repechos y la gran particularidad que tenía el recorrido eran los pasos de tierra y bosque, que la convertían en una competencia muy técnica y con una gran exigencia", relató.

Y la estrategia de Rónald Araya no falló.

"Nos vinimos en fuga 3 (ciclistas) desde el km 20, en un ascenso de tierra, y a falta de 35 km, en otro ascenso de tierra, decidí probar las fuerzas de los rivales y quedé solo, por lo que decidimos salir a buscar la carrera con todo, en realidad quedaba poco, esperando que nos alcanzaran las fuerzas y gracias a Dios así fue".

Rónald Araya añadió: "Pero lejos de lo duro del evento, fue chivísima haber estado en este tipo de recorrido tan diferente, en realidad bastante emocionado para lo que viene".