Por: José Luis Rodríguez C. 28 junio, 2015

Peñas Blancas, Pérez Zeledón. Aquella mirada retadora que la llevó a su primer título, se quebró solo unos segundos después de haber cruzado la meta.

Tras detener la bicicleta y suspirar por el esfuerzo realizado, Mónica Montero se tiró a los brazos de su madre y sacó mediante lágrimas la dicha de lo que acaba de conquistar.

Mónica Montero es la campeona de ciclismo de ruta. | ADRIÁN SOTO
Mónica Montero es la campeona de ciclismo de ruta. | ADRIÁN SOTO

“Esto es algo demasiado grande para mí, es algo que soñaba tener. La semana pasada estuve en exámenes, fue un sacrificio muy grande que valió la pena”, dijo Montero junto a Laura Castro, la orgullosa mamá.

Estudiante de décimo año del colegio Santa Ana, en Liberia, Montero mantiene un paso ascendente en el ciclismo de ruta, ya que el año anterior fue subcampeona de contrareloj e individual en la categoría prejuvenil femenino, y esta temporada quedó monarca en ambas clases.

Con solo un año sobre la bicicleta, esta liberiana dice que el amor por competir surge de la pasión que tiene su padre, Minor Montero, quien le metió el chip de siempre ser competitivo.

“Entrenaba a las 3:30 a. m., luego estudiaba y me iba a exámenes; pensé que me iba a afectar, pero todo salió bien”, indicó.