El ciclista británico explicó que la competencia del próximo año será montañosa y la contrarreloj tendrá poca importancia.

 22 octubre, 2014

París

Christopher Froome celebra en lo más alto del podio su victoria en la primera etapa del Criterium de Dauphine.
Christopher Froome celebra en lo más alto del podio su victoria en la primera etapa del Criterium de Dauphine.

Primera consecuencia de la presentación este miércoles del recorrido de 2015 del Tour de Francia: la amenaza del británico Chris Froome, ganador en 2013 y segundo en 2012, de no acudir a la ronda gala al considerar que está pensada para un escalador y que tiene pocos kilómetros contra el reloj.

"El Tour del año próximo es montañoso y la contrarreloj tendrá poca importancia, lo que significa que se decidirá en la alta montaña. Será una carrera dura y exigente", analizó el británico nacido en Kenia en su página de internet.

Ante ello, el ciclista del Sky, cuyo equipo estuvo en pleno ausente de la presentación del Tour de 2015, afirmó que analizarán "atentamente" el recorrido de las tres grandes antes de decidir cuales correrán.

"Me veo como un ciclista de grandes vueltas equilibradas y el Giro, con su larga contrarreloj de 60 kilómetros y algunas llegadas difíciles en montaña, será muy equilibrado y se adapta bien a mis características", agregó.

Froome señaló que, de correr la ronda italiana, además tendría opciones de disputar la Vuelta a España "con opciones serias de perseguir la victoria".

"En el pasado siempre me he concentrado en una gran vuelta por temporada pero puede ser una buena oportunidad para mi de perseguir dos", indicó el ciclista, quien matizó que "es todavía pronto para tomar una decisión" y que lo hará en concertación con el resto del equipo.