Hubo caídas, retiros, sufrimiento y Nairo Quintana perdió más tiempo

Por: Fanny Tayver Marín 9 julio
Rigoberto Urán (izquierda) ganó la novena etapa del Tour y es cuarto en la general, que sigue en manos de Chris Froome (de amarillo). Richie Porte (de rojo y negro) se fracturó la clavícula y la pelvis. | AP
Rigoberto Urán (izquierda) ganó la novena etapa del Tour y es cuarto en la general, que sigue en manos de Chris Froome (de amarillo). Richie Porte (de rojo y negro) se fracturó la clavícula y la pelvis. | AP

En una etapa de terror, drama, tensión y sufrimiento, el británico Christopher Froome (Sky) dio otro paso en firme hacia su objetivo de añadir un cuarto título del Tour de Francia en su rico palmarés.

La jornada de 181,5 kilómetros con siete puertos de montaña (tres fuera de categoría) resultó demoledora y tuvo muchos damnificados.

Como Nairo Quintana, el jefe de filas de Andrey Amador en Movistar Team, que se quedó sin gregarios muy temprano en una fracción de dureza total y aunque él trató de aguantar lo más que pudo, cedió tiempo de nuevo y ahora es octavo, pero a 2:13 de Froome.

Etapa 10
Etapa 10

Faltan dos semanas de carrera, pero esa diferencia hace pensar que Nairo debe postergar una vez más su sueño de ganar la ronda francesa.

Sin embargo, el boyacense corrió con mejor suerte que otros, como el principal escudero de Froome, Geraint Thomas, quien se marchó a casa con la clavícula rota.

No obstante, la caída más dramática fue la del australiano Richie Porte (BMC) en el descenso del Mont du Chat.

En el impacto, su bicicleta se fue al precipicio, mientras que él salió resbalado por la carretera, pegó contra el paredón y se golpeó con Daniel Martin (Quick Step).

La escena asustaba y a la vez era desgarradora. Según el reporte médico, presenta fracturas en la clavícula y en la pelvis.

De los 193 hombres que tomaron la partida, cinco se retiraron por caídas y siete no pueden seguir en carrera porque llegaron fuera del límite de control.

Hasta en el desenlace hubo suspenso, porque en primera instancia se creía que el triunfo del día era para Warren Barguil, pero el fotofinish reveló que la victoria era del colombiano Rigoberto Urán (Cannondale).

“Fue un día complicado, muy difícil. Pensé que me estaban vacilando cuando me dijeron que había ganado, porque no sabía nada”, reseñó Urán, quien fue compañero de Andrey Amador en 2009 y 2010.

Por su parte, el tico llegó a la meta en la posición 80, dentro de un grupo de 65 ciclistas que terminaron a 27:10.

En la general, Amador está en la casilla 111, a 1:10:42.

Después de nueve días de carrera, este lunes hay descanso en el Tour de Francia.

La carrera se reanudará el martes con 178 kilómetros planos y el campeón se coronará el 23 de julio en París.