El zarcereño afirma que exprimirá todas sus fuerzas trabajándole como peón de lujo a su hermano Juan Carlos y a Andrey, en una carrera de 256 kilómetros

Por: Fanny Tayver Marín 22 septiembre, 2015

César Rojas está tan ilusionado como aquel día que iba a tomar la partida por primera vez en una carrera de ciclismo.

El pedalista zarcereño recibió la visa estadounidense a eso de las 4:30 p. m. y este miércoles a primera hora viajará junto a su hermano Juan Carlos Rojas al Richmond, donde los espera Andrey Amador.

Ellos tres serán los encargados de representar a Costa Rica el próximo domingo en la prueba de fondo en carretera de los Mundiales de Ruta.

"Ya tenemos todo para viajar y estoy muy feliz porque voy a cumplir uno de los sueños de mi vida, que es correr un Mundial. Creo que este es el sueño de todo ciclista y la verdad aún no me lo creo, porque no es un Mundial cualquiera, ahí voy a estar con mi hermano Juan Carlos y voy a estar a la par de Andrey Amador que es el ídolo de todos nosotros. Esto me motiva a hacer las cosas bien", manifestó César Rojas.

El campeón de la montaña de la Vuelta a Costa Rica afirmó que él está muy claro en cuál será su rol en la exigente carrera de 256 kilómetros del próximo domingo.

La campeona de la Vuelta Femenina, Milagro Mena le puso la camisa de líder a César Rojas.
La campeona de la Vuelta Femenina, Milagro Mena le puso la camisa de líder a César Rojas.

"Sé lo que voy a ir a hacer al Mundial, mi misión es ayudarle a Juan Carlos y a Andrey en todo lo que pueda, sabemos que somos tres contra el mundo, hay equipos que llevan nueve corredores, nosotros somos tres y tenemos que tratar de acomodarnos bien en la carrera, porque eso va a ser un factor muy importante", comentó César.

Y agregó: "Yo les voy a trabajar en todo, supervisaré que estén bien colocados, los voy a mantener bien hidratados llevándoles el líquido y estaré atento para que tengan buena alimentación y que al final, en los últimos kilómetros, estén frescos, porque es donde el lote va a ir más fuerte y ellos tienen que estar bien adelante, puedan soportar eso".

Para César Rojas, este Mundial es todo un reto, porque será la primera vez que afronte una carrera con casi 260 kilómetros.

"La carrera más larga que he hecho fue ahora en el Tour de Río, en una etapa que fueron 210 kilómetros, fue un día muy exigente, con 80 kilómetros de repechos y de montaña y terminaba con un ascenso, pero fue un buen parámetro para Juan Carlos y para mí".

Durante esta temporada, los hermanos Rojas siempre han estado presentes en las convocatorias de la Selección Nacional.

"Eso nos hace pensar que haremos un buen Mundial, este año nos hemos preparado de la mejor manera, hemos estado todo el año con la Selección, ya hemos corrido dos clásicas en Colombia, la Vuelta a México, el Tour de Río en Brasil y eso nos dio el fondo que necesitábamos para ir bien a este Mundial".

Según César Rojas, a pesar de que serán ellos tres los que estarán en el Mundial, se sienten con la responsabilidad de hacer un buen papel en nombre de todos los corredores que han sido parte de este proceso en el equipo patrio.

"Hemos sacrificado muchas cosas para obtener lo que la Federación quería, que son puntos para clasificar a Río, se han derribado mitos, hemos crecido y para esta Selección, uno de los grandes logros fue esa medalla panamericana que se consiguió con Josué González, porque ahí se vio un gran trabajo de equipo".

Además, dijo que en lo personal, "todo el sacrificio que hemos hecho durante todo el año me lo premian con el Mundial, es importante para mí y para mi equipo. Le agradezco al seleccionador Alexánder Sandoval y a la Federación por darme la oportunidad de participar en el Mundial, estar ahí con Juan Carlos, con Andrey y con los mejores del mundo, que son los que estarán allá".

Los hermanos Rojas viajarán este miércoles a las 7:10 a. m. junto con el mecánico Isaac Chávez.