La edición número 13 de la competencia fue un éxito y tuvo una buena organización

Por: Daniel Jiménez 14 agosto, 2016
El Reto Powerade vivió este domingo su edición número 13.
El Reto Powerade vivió este domingo su edición número 13.

La Ribera de Belén

Los atletas César Lizano y Cristina Marín se dejaron los 21 kilómetros en la edición número 13 del Reto Powerade.

La competencia salió a las 6 a. m., tuvo salida y meta en el Centro Comercial La Ribera de Belén y fue todo un éxito al contar con una destacada organización.

Las rutas de 10 kilometros y 21 kilómetros contaron con un exigente recorrido, pues del kilómetro uno hasta el cuatro, los participantes se enfrentaron a una cuesta en la que se suben más de 100 metros verticales.

Posterior a eso, los competidores tuvieron otra subida entre los kilòmetros cinco y seis.

En los 21 kilómetros, los corredores debieron pasar la meta y enrrumbarse hacia Ojo de Agua. Lo más difícil es el final, pues son de subida constante desde el kilómetro 15 hasta el final.

Además de eso, el asfalto estaba mojado por las fuertes lluvias de anoche, reto extra para los atletas.

Al final, el gran gran ganador de la rama masculina fue Lizano con un tiempo de 1:11:12.

"Fue un reto muy duro, el clima estaba muy fuerte y las cuestas eran difìciles. Debimos sacar lo mejor de nosotros para superar este reto", dijo Lizano.

Por su parte, Cristina Marín manejó la categoría femenina al detener el reloj en 1:28:34.

"Estoy muy satisfecha por lo logrado, no es fácil esta competencia y volver al triunfo me tiene bastante contenta", citó la competidora.

Además, en los 10 kilómetros, el primer puesto fue para el mexicano Aldo Vega con un crono de 33:29, mientras la ganadora fue Mónica Vargas con un tiempo de 39:10.

"Esta carrera es especial para mí porque fue la primera que hice en Costa Rica y en esta edición la idea era correr más rápido, pero fue difícil. El ritmo no se dio para lograrlo, pero es una victoria", manifestó Vega.

Vargas también destacó lo duro del trazado, pero según su criterio utilizó la estrategia adecuada para dejarse el triunfo.

"Fue una carrera bastante fuerte, el reto tiene una topografía bastante dura. Yo sabía que tenía que atacar desde el principio para sacar ventaja en el ascenso pues mi fuerte es bajando y ahí ya dominar la competencia", concluyó Vargas.

Etiquetado como: