Melo disputó los Juegos de Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012 y Río

Por: Fiorella Masís 22 agosto, 2016
El basquetbolista Carmelo Anthony (abajo a la derecha) recibió, junto a sus compañeros, la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016 luego de que Estados Unidos venciera a Serbia. | AFP
El basquetbolista Carmelo Anthony (abajo a la derecha) recibió, junto a sus compañeros, la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016 luego de que Estados Unidos venciera a Serbia. | AFP

La revancha de Carmelo Anthony se terminó de consumar ayer, cuando Estados Unidos venció 96 por 66 a Serbia que le da la medalla de oro que lo mete en los libros de historia.

Anthony ganó su tercera presea dorada de manera consecutiva, algo que ningún otro jugador de baloncesto ha conseguido en unas justas.

En total, disputó cuatro olimpiadas seguidas, pero en la primera (Atenas 2004) la experiencia fue dramática para un joven de 20 años.

En ese entonces, al Dream Team se le escapó el primer lugar luego de quedar fuera en semifinales en manos de la generación dorada de Argentina.

El jugador de los Knicks de Nueva York no gozó de minutos en esos Juegos. Seguramente vivir desde el banquillo aquella derrota lo marcó de por vida.

Pasaron 12 años y muchas lecciones, pero desde que llegó a Río de Janeiro, Carmelo tenía muy presente ese momento.

Cuatro años después las cosas volvieron a su lugar y Melo y Estados Unidos ganaron el metal dorado en Pekín 2008.

La misma historia se repitió en Londres 2012; ayer tampoco hubo sorpresas.

Anthony recuerda como si fuera ayer sus primeros Juegos. El camino de su selección fue tormentoso desde un inicio.

Primero perdieron contra Puerto Rico, después ante Lituania y finalmente se consumó el fracaso contra los argentinos.

“Recuerdo perder aquel primer partido contra Puerto Rico, después fue como una bola de nieve colina abajo”, expresó el jugador de 32 años.

Ese conjunto estaba guiado por Stephon Marbury, Allen Iverson, Tim Duncan, Richard Jefferson y Lamar Odom. No estaban las mejores estrellas de la NBA en aquel momento y al final terminó con el apodo de The Nightmare Team (equipo de pesadilla).

Melo ha visto cómo durante cuatro Juegos Olímpicos el equipo se ha ido transformando.

En Pekín aparecieron jugadores como Kobe Bryant, un LeBron James más maduro y Jason Kidd, entre otras figuras.

Cuatro años después solo jugaron de nuevo Carmelo, Kobe, Chris Paul, LeBron James y Deron Williams.

Esa dura experiencia le dejó la clara idea de que no quería volver a estar abajo. La medalla de oro era casi una exigencia para una selección de este tipo y ayer volvió a celebrar, esta vez con una nueva generación.

De hecho, solo Durant repite con Anthony; el resto son diez jugadores nuevos en este torneo.

Etiquetado como: