16 junio, 2014

Pese a algunos destellos individualistas de Costa Rica, en especial, deCarlos Montoya, la delegación guatemalteca confirmó su papel de favorita sobre la pista de patinaje del parque La Sabana en el torneo Centroamericano 2014 de esa disciplina deportiva.

La clave del triunfo chapín fue justamente su labor de conjunto, y esa fue también la condena de los costarricenses, pues primaron la gloria personal sobre la de equipo y eso les pasó factura.

Luego de cuatro días de competencia, ayer cerró el torneo, que concluyó con la categoría de maratón, donde curiosamente su utilizó una pista (circuito), y no la calle, tal como estila.

Los juveniles se encargaron de dar inicio a la competencia a partir de las 9 a.m., categoría en que los chapines tuvieron un dominio abrumador. Solo la pequeña tica Valeria Mata logró escaparse de esa sintonía al obtener el oro entre las competidoras de 13 y 14 años.

En mayor masculino los patinadores ticos sacaron la cara al imponerse en esa categoría, a la vez, que también pelearon la juvenil y arrancaron medallas. En tanto, las mujeres no tuvieron un buen desempeño pues las nacionales quedaron relegadas de los podios.

“Las ticas necesitan alguien que las una desde pequeñas porque es claro que trabajan por separado”, comentó la ganadora de la categoría juvenil, la guatemalteca, Idalis de León.

Carlos Montoya superó ayer sin problema a los chapines en la maratón mayor. | RAFAEL MURILLO
Carlos Montoya superó ayer sin problema a los chapines en la maratón mayor. | RAFAEL MURILLO

El cohete. El patinador nacional Carlos Montoya se convirtió en un cohete ayer en la pista de patinaje de La Sabana. A 30 vueltas para el final de la carrera en la categoría mayor masculina, Montoya ya le había sacado dos vueltas al segundo lugar y cinco al pelotón general.

“¡Ahí viene Guara, ahí viene Guara!”, gritaban los niños por su apodo a Montoya, cada vez que él volaba cerca de ellos. El patinador cumplió los 42 km en una hora, 14 minutos y 16 segundos.

El desempeño de Montoya inspiró a otro par de ticos para que compartieran el podio: los hermanos Joseph y Byron Siles, el primero se llevó la plata y Byron el bronce.

A pesar de las repetidas críticas por la falta de unión que hay en competencia por parte de los patinadores ticos, Montoya aseguró que es un proceso.

“Los guatemaltecos son muy unidos y eso fue lo que los hizo ganar al final, pero desde este año se ha empezado a trabajar con esa mentalidad de unión”, dijo Montoya, que obtuvo un total de cinco preseas doradas en el torneo.

El siguiente reto de los patinadores ticos será el Mundial de Patinaje de Velocidad en Rosario, Argentina, en noviembre. Los clasificados se definirán en tres meses.